Cisma – La Iglesia Ortodoxa

Un cisma es propiamente la división de la Iglesia, separándose de ella una parte de sus militantes, para montar un grupo religioso separado de esta, sea una secta, sea «otra iglesia» (?)…, no obstante a veces se usa el término cisma para referirse simplemente a cualquier ruptura de un grupo religioso, aunque no tenga que ver con La Iglesia.

De hecho los «apellidos» de la Iglesia como Católica, Apostólica, Romana, son debidos a otros grupos religiosos que reclamaron el nombre de Iglesia para sí.

 

Ya entre los judíos habían «cismas», por cuestiones doctrinales, por cuestiones políticas e incluso por cuestiones geográficas.

Jesucristo menciona al menos dos sectas del Judaísmo: Los fariseos, los saduceos…
También menciona a otros grupos religiosos: samaritanos, paganos…

En seguida veremos algunos de los cismas de la Iglesia, en lo que respecta a la temática de este artículo, La Biblia

 

La Iglesia Ortodoxa

Terminando el primer milenio, La Iglesia sufre un cisma debido a que habían obispos que no aceptaban la autoridad del Obispo De Roma, y se separaron de la Iglesia Católica para tener independencia con respecto a este, y así adquirir su poder propio.

 

El canon de las biblias cristianas ortodoxas es aún más amplio que el canon de la Biblia Católica, e incluye:

  • El «Salmo 151»,
  • La «Oración de Manasés»,
  • – El «Libro III de Esdras»,
  • Y el «Libro III de los Macabeos».

En muchas importantes versiones y ediciones de la Biblia cristiana ortodoxa figuran también como apéndices :

  • El «Libro IV de Esdras»,
  • Y el «Libro IV de los Macabeos».

2 comentarios sobre “Cisma – La Iglesia Ortodoxa

  1. Poca chicha.Entiendo que a lo que te refieres es al cánon Ortodoxo y no tanto a la Iglesia Ortodoxa, pero, esperaba algo más, no se, una mención a que también es apostólica, su axpansión actual, la relación con la Iglesia Católica…

    Me gusta

  2. Tu lo has dicho. Ya habrá otra ocasión donde tratar esos asuntos, expansión, relaciones, su credo… Ahora, creo que no es el momento, por que tendría que hablar igualmente de al respecto de los Judíos, los Anglicanos, las tesis de Lutero… Y atrasaría demasiado el inicio de lo que realmente me importa empezar, que es, el Evangelio leído en paralelo. Pero no te preocupes, que ya hablaré de eso. Además, puedes suscribirte al blog o seguirme por las redes sociales, o si prefieres que te avise sólo de esa temática, puedes dejarme un mensaje en privado por el formulario de contacto que tienes en la barra lateral, dejándome tu email o el medio de contacto que prefieras, para que lo haga llegado el momento.

    Me gusta

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.