Moisés

[Ex.1.22] Entonces el Faraón dio esta orden a su pueblo: «Arrojen al Nilo a todos los varones recién nacidos, pero dejen con vida a las niñas».
Y en esta grave situación, nace Moisés, quien llegó a convertirse en alguien importante, tanto en Egipto, como ante Dios.

El nacimiento de Moisés

[Hech.7.20] En ese tiempo nació Moisés, que era muy hermoso delante de Dios.
Durante tres meses fue criado en la casa de su padre,
[Hech.7.21] y al ser abandonado, la hija del Faraón lo recogió y lo crió como a su propio hijo.
[Hech.7.22] Así Moisés fue iniciado en toda la sabiduría de los egipcios y llegó a ser poderoso en palabras y obras.

[Ex.2.1] Un hombre de la familia de Leví se casó con la hija de un levita.
[Ex.2.2] La mujer concibió y dio a luz un hijo; y viendo que era muy hermoso, lo mantuvo escondido durante tres meses.
[Ex.2.3] Cuando ya no pudo ocultarlo más tiempo, tomó una cesta de papiro y la impermeabilizó con betún y pez. Después puso en ella al niño y la dejó entre los juncos, a orillas del Nilo.
[Ex.2.4] Pero la hermana del niño se quedó a una cierta distancia, para ver qué le sucedería.

[Ex.2.5] La hija del Faraón bajó al Nilo para bañarse, mientras sus doncellas se paseaban por la ribera. Al ver la cesta en medio de los juncos, mandó a su esclava que fuera a recogerla.
[Ex.2.6] La abrió, y vio al niño que estaba llorando; y llena de compasión, exclamó: «Seguramente es un niño de los hebreos».

[Ex.2.7] Entonces la hermana del niño dijo a la hija del Faraón: «¿Quieres que vaya a buscarte entre las hebreas una nodriza para que te lo críe?».
[Ex.2.8] «Sí», le respondió la hija del Faraón. La jovencita fue a llamar a la madre del niño,
[Ex.2.9] y la hija del Faraón le dijo: «Llévate a este niño y críamelo; yo te lo voy a retribuir». La mujer lo tomó consigo y lo crió;
[Ex.2.10] y cuando el niño creció, lo entregó a la hija del Faraón, que lo trató como a un hijo y le puso el nombre de Moisés, diciendo: «Sí, yo lo saqué de las aguas».

Es decir, que finalmente lo crió su propia madre, hasta que lo entregó a la hija del faraón.

La huida de Moisés a Madián

[Hech.7.23] Al cumplir cuarenta años, {Moisés} sintió un vivo deseo de visitar a sus hermanos, los israelitas.
[Hech.7.24] Y como vio que maltrataban a uno de ellos salió en su defensa, y vengó al oprimido matando al egipcio.

[Hech.7.25] Moisés pensaba que sus hermanos iban a comprender que Dios, por su intermedio, les daría la salvación. Pero ellos no lo entendieron así.

[Hech.7.26] Al día siguiente sorprendió a dos israelitas que se estaban peleando y trató de reconciliarlos, diciéndoles: «Ustedes son hermanos, ¿por qué se hacen daño?».
[Hech.7.27] Pero el que maltrataba a su compañero rechazó a Moisés y le dijo: «¿Quién te ha nombrado jefe o árbitro nuestro?
[Hech.7.28] ¿Acaso piensas matarme como mataste ayer al egipcio?».
[Hech.7.29] Al oír esto, Moisés huyó y fue a vivir al país de Madián, donde tuvo dos hijos.

[Ex.2.11] Siendo ya un hombre, Moisés salió en cierta ocasión a visitar a sus hermanos, y observó los penosos trabajos a que estaban sometidos. También vio que un egipcio maltrataba a un hebreo, a uno de sus hermanos.
[Ex.2.12] Entonces dirigió una mirada a su alrededor, y como no divisó a nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.
[Ex.2.13] Al día siguiente regresó y encontró a dos hebreos que se estaban peleando. «¿Por qué golpeas a tu compañero?», preguntó al agresor.
[Ex.2.14] Pero este le respondió: «¿Quién te ha constituido jefe o árbitro nuestro? ¿Acaso piensas matarme como mataste al egipcio?».
Moisés sintió temor y pensó: «Por lo visto, el asunto ha trascendido».

[Ex.2.15] En efecto, el Faraón se enteró de lo sucedido, y buscó a Moisés para matarlo. Pero este huyó del Faraón, y llegó al país de Madián. Allí se sentó junto a un pozo.

[Ex.2.16] El sacerdote de Madián tenía siete hijas. Ellas fueron a sacar agua para llenar los bebederos y dar de beber al rebaño de su padre.
[Ex.2.17] De pronto llegaron unos pastores y las echaron. Moisés, poniéndose de pie, salió en defensa de ellas y dio de beber a sus ovejas.
[Ex.2.18] Cuando llegaron al lugar donde estaba Reuel, su padre, este les preguntó: «¿Por qué hoy han vuelto tan pronto?».
[Ex.2.19] «Un hombre, un egipcio, le explicaron ellas, nos libró de los pastores, nos sacó agua, y hasta dio de beber al rebaño».
[Ex.2.20] «¿Dónde está ese hombre?», preguntó él a sus hijas. «¿Por qué lo dejaron allí? Invítenlo a comer».
[Ex.2.21] Moisés accedió a quedarse en casa de aquel hombre, y este le dio como esposa a su hija Sipora.
[Ex.2.22] Ella tuvo un hijo, y Moisés lo llamó Gersón, porque dijo: «Fui un emigrante en tierra extranjera».

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.