Controversia de los TDJ a propósito de la persona de Jesús

Ellos pretenden sostener que Jesús es Hijo de Dios, pero no Dios mismo.
¿Pero es legítima esta pretensión? ¡Veámoslo!
Leamos que nos dice el segundo capítulo de Filipenses al respecto:

[Flp.2.5] Tengan entre ustedes los mismos sentimientos de Cristo Jesús.
[Flp.2.6] Él, siendo de condición divina,
 no consideró esta igualdad con Dios
 como algo que debía guardar celosamente:
[Flp.2.7] al contrario, se anonadó a sí mismo,
 tomando la condición de servidor
 y haciéndose semejante a los hombres.
 Y presentándose con aspecto humano,
[Flp.2.8] se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte,
 y muerte de cruz.

Habla de Jesús. Dice «Él», en el versículo 6, justo después de llamarle por su nombre en el V.5. En dicha frase, cuyo sujeto es Jesús, dice -de Él obviamente-, «siendo de condición divina». Ser Dios es ser de condición divina, así como ser hombre es ser de condición humana, o ser perro es ser de condición canina.

Y sigue afirmando en la misma oración compuesta, -en el versículo 7, tras un signo de dos puntos, «:», y sin mayúscula inicial, -omisión de mayúsculas que se utiliza para significar expresamente una íntima relación semántica, aunque yo prefiero poner mayúsculas tras dos puntos o punto y coma, continuando en el mismo párrafo para el mismo propósito-, que siendo de condición divina se hace «semejante a los hombres».
Semejante a los hombres, pero no por ello menos hombre. La diferencia con otro hombre, es que ÉL Es «de condición divina», aquí se esplicita.
y, por si fuera poco, en la misma oración compuesta, -conectada esta vez por una conjunción aditiva «Y»-, concreta el alcance de forma que no pueda caber duda: «presentándose con aspecto humano».

Continúa la frase en el versículo 8,  con más señas que identifican inequívocamente al sujeto de la oración, -ese del que había afirmado su condición divina-, con Jesús, dado que es Él quien, «se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte, y muerte de cruz».

Continuemos:

[Flp.2.9] Por eso, Dios lo exaltó
 y le dio el Nombre que está sobre todo nombre,
[Flp.2.10] para que al nombre de Jesús,
 se doble toda rodilla
 en el cielo, en la tierra y en los abismos,
[Flp.2.11] y toda lengua proclame para gloria de Dios Padre:
 «Jesucristo es El Señor».

¿De quien está hablando?
Es absolutamente obvio que habla de Jesús.
¿Qué dice de ÉL?
Que Dios Padre lo exaltó por eso, -por que «se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte, y muerte de cruz»-, «y le dio el Nombre que está sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos y » para que «toda lengua proclame para gloria de Dios Padre: «Jesucristo es El Señor»».
¿Y cuando le exaltó y le dio ese «Nombre que está sobre todo nombre»?
Evidentemente, el tiempo verbal es pasado.

Si Jesús no fuera Dios, lo que ordena la Biblia con esta sentencia, arrodillarse ante él para adorarle, y proclamarle «El Señor», que es traducción de «Kyrios» y este de «Edonay», sería idolatría.

En la biblia de los testigos de Jehová, se traduce sistemáticamente «Kyrios» por el artilujio «Jehová», en lugar de traducirse en castellano como «El Señor». ¿Pero no se supone que esos traductores estaban traduciendo al castellano? Y dale que dale con querer pronunciar el nombre sagrado…
Pues bien, esta frase traducida como los TDJ hacen, al pretender ser «Jehová» traducción del tetragrama sagrado, adquiere aún más fuerza de identidad con Dios, y no menos como es su pretensión, quedando aún más patente la idolatría que supondría esto de ser como ellos dicen.

¿Al decir La Biblia, «y toda lengua proclame para gloria de Dios Padre: «Jesucristo es el Señor»», Nos estaría enseñando a mentir y a idolatrar?

Ruego de Jesucristo

[Jn.14.8] Felipe le dijo: «Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta».
[Jn.14.9] Jesús le respondió: «Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conocen?
El que me ha visto, ha visto al Padre.
¿Cómo dices: «Muéstranos al Padre»?
[Jn.14.10] ¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí?
Las palabras que digo no son mías:
el Padre que habita en mí es el que hace las obras.
[Jn.14.11] Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí.
Créanlo, al menos, por las obras.

Fígese: Dice que el que le ha visto, ha visto al padre. Esto es, que ÉL y El Padre, son una misma cosa.
Después de afirmarlo, pregunta si usted lo cree. Le dice que esas palabras son DEL PADRE. Le pide que lo creas, al menos, por las obras, que son OBRAS DEL PADRE.

Se lo dice a usted, y a mí, y a todos nosotros.

¿Se da usted cuenta que quien le pregunta a Jesús es Felipe, y a quien responde es a un plural?

Yo también quiero preguntárselo: ¿Cree usted en Dios?

No es necesario que me responda, pero séa honexto, y respóndase a usted mismo:
¿Creo en TODAS las palabras de Jesús, que son Palabras Del Padre, en todas y no sólo en las que me apetece, conviene, o no me causan conflicto?
¿Necesito cambiarles el significado, o descontextualizarlas, para creerlas?

Advertencia

Cuidado que está sentenciado en Jn.3.36: «El que se niega a creer en el Hijo no verá la Vida, sino que la ira de Dios pesa sobre él».

Un comentario sobre “Controversia de los TDJ a propósito de la persona de Jesús

  1. A pesar de que este artículo es irrefutable, hay quien no quiere entenderlo por sus prejuicios. Por mi parte, yo sólo voy a reafirmar la divinidad de Jesucristo con las siguientes citas, esperando que unos dejen de tratar de confundir, y otros dejen de permitir ser confundidos.Divinidad de Jesús:Jn.1.14. El verbo de Dios se hizo hombre.Flp.2.6-7: Dios se hizo hombre.Col.1.15-17: Imagen visible del Dios invisible.JN.10.30: El Padre y Él son uno.1JN.5.20: Jesús, Dios verdadero. Antecedente: Is.35.4.Col.2.9: En él está la plenitud de la Divinidad.2Ped.1.1: Dios y Salvador Jesucristo.Tit.2.13: El gran Dios y Salvador.Rom.9.5: El Dios bendito eternamente.Heb.1.8: Su trono es eterno.Cristo muere en la Cruz:1Cor.1.18-23: El lenguaje de la cruz es locura para los que se condenan.Jn.19.14-20. Crucificado (en una cruz).Col.2.14: El clavó nuestros pecados en la cruz.f.2.16: Nos reconcilió a todos en un mismo cuerpo por medio de la cruz.Cristo Resucitó con Cuerpo Glorioso:Lc.24.37: ¡RESUCITÓ! con un cuerpo glorificado.1Cor.15.24: El fundamento de nuestra fe.Si tienen dudas al respecto, adelante. Pero si lo que quieren es «otra cosa», por favor, dejen de molestar. Recuerden lo que Jesús dice acerca del escándalo, si es que alcanzan a entender: Mt.18.6-7, Mc.9.42, Lc.17.1-2

    Me gusta

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.