Un profeta semejante…

Los que nos precedieron no soportaron ver a Dios (Deut.28,26) tal como manifestaron en el Horeb, el día de la asamblea.

El hombre necesitaba ponerle cara a Dios. No es fácil adorar algo abstrapto.

[Hech.7.37] Y este mismo Moisés dijo a los israelitas: Dios suscitará de entre ustedes un profeta semejante a mí.

Entonces Dios se hacerca a nosotros haciéndose Hombre (Jn.1.14), y así, podemos adorarle como nosotros necesitamos.

Dios se concretó en Belén, se hizo carne, y habitó entre nosotros.

Y es que cuando reconocemos nuestras devilidades Dios se acerca a nosotros para hacernos fuertes.

 

Recordemos que el hombre es imagen y semejanza de Dios (Gn.1.26); Y Jesús, a demás de ser imagen y semejanza de Dios por ser Hombre, es Dios mismo: Su palabra.

 

 

Los que nos precedieron no soportaron ver a Dios (Deut.28,26) tal como manifestaron en el Horeb, el día de la asamblea.

[Deut.18.15] El Señor, tu Dios, te suscitará un profeta como yo; lo hará surgir de entre ustedes, de entre tus hermanos, y es a él a quien escucharán.
[Deut.18.16] Esto es precisamente lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea, cuando dijiste: «No quiero seguir escuchando la voz del Señor, mi Dios, ni miraré más este gran fuego, porque de lo contrario moriré».
[Deut.18.17] Entonces el Señor me dijo: «Lo que acaban de decir está muy bien.
[Deut.18.18] Por eso, suscitaré entre sus hermanos un profeta semejante a ti, pondré mis palabras en su boca, y él dirá todo lo que yo le ordene.
[Deut.18.19] Al que no escuche mis palabras, las que este profeta pronuncie en mi Nombre, yo mismo le pediré cuenta.

[Deut.18.20] Y si un profeta se atreve a pronunciar en mi Nombre una palabra que yo no le he ordenado decir, o si habla en nombre de otros dioses, ese profeta morirá».
[Deut.18.21] Tal vez te preguntes: «¿Cómo sabremos que tal palabra no la ha pronunciado el Señor?».
[Deut.18.22] Si lo que el profeta dice en nombre del Señor no se cumple y queda sin efecto, quiere decir que el Señor no ha dicho esa palabra. El profeta ha hablado temerariamente: no le temas.

 

Ten cuidado de qué profeta eres, de a quién estás profetizando.
No vaya a ser que te hagas profeta de lo que no debes.

 

Tenemos que ser profetas del Señor, y de los profetas del Señor:
Tenemos que ser Profetas De La Palabra Del Señor, venga esta mismamente del Señor, o haya pasado por boca de Sus Profetas.

 


Cuidado de quien te fías. Cuidado con lo que lees. Cuidado con lo que oyes. Sí, también cuídate de la música, y por raro que te parezca, te digo, no sólo de su letra.
Cuídate, no vaya a ser que te perviertas en un falso profeta: Cuida que de tu boca no salga falsedad, y ya que de la abundancia del corazón habla la boca (Lc.6.45), no permitas que tales cosas tengan la mínima oportunidad de entrar en tu corazón, aléjate de ellas.

 

Sé selectivo. No sigas tu propio criterio, sino el de las personas que no te fallarán. Así tampoco puedes equivocarte;Y si ellos se equivocaran… ejem… no sería tu culpa, si no la suya. ¡No tengas miedo!
Tienes a Jesús. Tienes a los apóstoles. Fíate de ellos.


Piénsalo: Fiarte de lo que los apóstoles escriben en la Biblia, -los Evangelios, las Cartas-, y no de lo que escriben en otros documentos, o lo que han enseñado y siguen enseñando de viva voz, es del todo ilógico; Es como si te fiaras de lo que yo escribo en azul, pero no de lo que escribo en rojo… O de lo que te digo susurrando, pero no de lo que te digo en tono natural.

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.