Controversia: Templo VS Montaña; Adoración VS Idolatría; Imágenes VS Ídolos…

Tema delicado he tocado, y, como debería haber esperado, ha caído sobre mí todo el peso de tal polémica que se extiende en el tiempo desde cierta remota era.

En efecto, entre los Judíos precristianos ya existía esta controversia.
Los samaritanos oraban en la Montaña por no orar en el Templo, el cual rechazaban por estar rebosante de imágenes, y por que según el Salmo, Dios no habita en casa humana.

Como pretendo ser testigo de la Verdad, voy a tratar de dejar zanjado irrefutablemente este asunto, el cual procede de la ignorancia, es decir, de la falta de conocimiento.
Para ello, voy a dejar que hable la Biblia, por lo que, ya saben a quien tienen que hacer llegar sus reclamaciones: La Biblia no la he escrito yo.

Idolatría

Ex.20.3-6, Deut.4.16-19,23,5.8-10, Lev.26.1, Sal.81.10, Mt.4.10, Lc.4.8
Dios prohibe la idolatría.
«idolatría» es una palabra compuesta por ídolo y por Latría. La Latría es la Adoración debida exclusivamente a Dios.
Ex.34.14, Jer.25.6
Dios prohibe postrarse ante los dioses extraños o servirles en cualquier forma.
Sólo se aplica para con los dioses extraños.
Ex.23.24-26, Miq.5.12-14
Dios ordena a destruir los ídolos, con promesa de bendición.
Deut.17.2-6,7
Dios ordena a matar a pedradas al idólatra, con el requisito de un mínimo de dos testigos.
Deut.4.12,15
Advertencia: En el Oreb no vieron ninguna figura de Dios.
Deut.30.15-1-, Jos.23.1-16
Dios bendice el camino del justo, pero el fracaso del idólatra es inminente.

Ídolos

Sal.115.3-7, Is.46.6-7, Is.44.13-17, Hab.2.19-18
Dios todo lo puede, los ídolos no pueden nada, ni se valen por sí mismos.
Aquí tenemos la definición de lo que es un ídolo.

Tentación, resistencia

Hech.19.27
A los negociantes de las imágenes no les interesa que el Hombre obedezca a Dios y deje de adorarlas, por que pierden ganancias.
Mt.4.8-9, Lc.4.5-7
El demonio tentó a Jesús en el desierto para que le adorara.
Jdt.3.8
Nabucodonosor pretendió que todas las naciones le adoraran e invocaran como a Dios.
Dn.3.4-30
Daniel y sus 2 compañeros se negaron a adorar a la estatua eregida por el rey Nabucodonosor, por lo que fueron hechado al horno ardiente, y salieron ilesos. Entonces el rey les hizo prosperar en Babilonia.
Dn.6.11-28
Daniél desacató la orden del rey Darío, y oró a Dios. Esto le costó pasar una noche en el foso de los leones, pero estos no le hicieron ni un solo rasguño.
Apoc.19.10, Apoc.22.8-11
Juan calló a los pies del Ángel para Adorarle y este le advirtió que no lo hiciera.
El problema es que pretendió Adorarle.
Est.3.2
Todos los servidores de la puerta real doblaban la rodilla y se postraban ante Amán, porque así lo había ordenado el rey.
Pero Mardoqueo no se arrodillaba ni se postraba.

Caída

Ex.32.1-6, Ex.32.8, Sal.106.19-23, 1Cor.10.7
Recién salido de Egipto, se hicieron un ternero de oro para darle Adoración.
El problema es que le Adoraron, no que hicieran el ternero de oro.
Num.25.1-2
El pueblo fue seducido, y comió de los sacrificios y adoró a un dios extrangero.
2Rey.17.16
Israel y Judá, Se hicieron, no uno sino ¡dos terneros!, y sirbieron a Baal.
Jc.2.18-19
Dios salva temporalmente a su pueblo mediante los Jueces; Y cuando moría el Juez, se pervertían más.
Jc.6.7-10
A Israel Dios le reclama haber adorado a los dioses de los amorreos apesar de que se lo advirtió.
Apoc.13.3-19
Toda la tierra siguió a la primera Bestia, la adoraron, como también adoraron a la segunda Bestia y al Dragón que le cedió el poder con el que se le permitió actuar durante cuarenta y dos meses.
Le fue dado poder de hablar que usó en blasfemar contra lo más sagrado, y también le fue permitido combatir contra los santos hasta vencerlos, dando muerte a todo el que no Adora su imagen, esa imagen que los hombres le fabricaron seducidos por la segunda Bestia.
Así mismo, consiguió que todos (pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos) se dejaran poner una marca en su mano derecha o sobre su frente, de manera que nadie podía comprar o vender, si no llevaba marcado el nombre de la Bestia o la cifra que corresponde a su nombre. Para esto se precisa sutileza. El que tenga inteligencia calcule la cifra de la Bestia, porque es una cifra humana: seiscientos sesenta y seis. La segunda Bestia es el falso profeta (Apoc.19.20).

Castigo

Jc.2.11-14
Los Israelitas fueron detrás de los dioses de los pueblos vecinos, abandonaron al Señor para servir a Baal y a Astarté.
Por eso Dios los puso en manos de salteadores, que los despojaron; los entregó a los enemigos que tenían a su alrededor, y no pudieron oponerles resistencia.
Jc.6.10
No escucharon a Dios, y cometieron idolatría, Por eso Dios les castigó con la invasión de los madianitas, los amalecitas y los Orientales.
2Cron.24.17-22
La apostasía de el rey Joás.
Abandonaron la Casa del Señor, el Dios de sus padres, y rindieron culto a los postes sagrados y a los ídolos.
Por este pecado, se desató la indignación del Señor contra Judá y Jerusalén.
Por si fuera poco, apedrean al profeta Zacarías, en el atrio de la Casa del Señor, quien dijo antes de morir: «¡Que el Señor vea esto y les pida cuenta!».
Deut.29.23-27, 1Rey.9.8-9, 2Cron.7.21-22, Jer.22.8-9
Calamidad, maldiciones y deportación duradera como castigo ejemplar por abandonar la Alianza, postrarse ante otros dioses y servirles
Rom.1.24-27
Por Adorar a la Criatura en lugar de al Creador, por apreciar más la mentira que la verdad, Dios castiga con pasiones vergonzosas, LGTBI.
Apoc.14.9-12, Apoc.16.2, Apoc.19.20
Dios se indigna e impone castigo de dolor eterno a todos los hombres que llebaban la marca de la Bestia y la adoraban, los cuales no tendrán reposo ni de día ni de noche.
En esto se pondrá a prueba la perseverancia de los santos, de aquellos que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.
La Bestia y el falso profeta fueron capturados y ambos fueron arrojados vivos al estanque de azufre ardiente.

Tenacidad

2Rey.17.34-40, Apoc.9.20-21
Incluso viendo el castigo, hay quien no se arrepiente de la idolatría, persistiendo en los ritos antiguos, y temiendo supersticiones.
Son supersticiones, incluso, esas de evitar la mirada a ciertas imágenes, o arrodillarse procurando no tener ninguna a la vista. Qué decir de las uvas de nochevieja y prácticas similares…
Curiosamente, contra estas idolatrías casi nadie se atreve a decir ni una palabra.

Esperanza. Un resto preservado en la fidelidad

Jer.13.10-11, Jer.8.1-3
Por la idolatría el Israelísmo y el Judaísmo ya no sirve para nada. Su ruina humana será total… Excepto un resto que Dios se reserva.
1Rey.19.18, Rom.11.2-4
Dios preserva a algunos de la idolatría, no rechaza a Su Pueblo.
Ecli.17.25-26, Jc.10.10-16, Is.2.20-21,27.13,31.7,57.14-21, Sab.12.9-27
Hay esperanza. Es posible el arrepentimiento de la idolatría.
«El Señor no pudo soportar por más tiempo el sufrimiento de Israel».

Recompensa

Apoc.20.4-6
Los que no idolatraron, están en el Cielo, junto a los mártiles. Ellos revivieron y reinaron con Cristo durante mil años.
Para ellos la segunda muerte no tiene poder.

Actitud

Hech.17.16-17,23
La indignación es comprensible, pero, se puede aprobechar hasta los mismos objetos de idolatría, para evangelizar.

Adoración

Mt.22.40, Mc.12.29-31, Lc.10.27, Deut.6.4-9, Mt.4.10, Lc.4.8, Is.66.23, Is.45.23-24, Rom.14.11, Flp.2.10-11, Sal.72.9, Sal.95.6, Sal.96.8-10, Sal.138.2, Deut.26.10, Deut.30.19-20, Jos.24.23-24, Apoc.15.2-4, Apoc.14.7, Apoc.19.5, Sal.72.9, Sof.3.9-10
Dios ordena que se le Adore.

La Meta

Sal.22.28-32, Sal.86.9-10
Llegará el día que todos Adoren a Dios.
Apoc.22.3-5
En el Cielo todos Adorarán a Dios. No habrá allí ninguna maldición, ni la idolatría, tampoco.
Apoc.4.10-11, Apoc.5.8-9, Apoc.5.14, Apoc.11.16-17, Apoc.19.4, Apoc.7.11-12, Apoc.11.1
Los veinticuatro Ancianos, los cuatro Seres Vivientes, Los ángeles, y todas las Criaturas Celestiales, se postran ante Dios para adorarlo.

Adoradores

Lc.22.41-42, Jn.19.30
Incluso Jesucristo, Dios Hijo, Adora a Dios Padre.
Sal.132.7
El Pueblo quiere Adorar a Dios.
Ex.4.31, Ex.12.26-27, Neh.8.6, Jdt.6.18-19, Jdt.13.17-18, Ecli.50.17
El Pueblo Adora a Dios.
Neh.9.3, 2Cron.7.3, Jdt.4.11
Los Israelitas Adoran a Dios.
2Cron.20.18-19
Josafat se postra con el rostro en tierra; y todo Judá y los habitantes de Jerusalén se postran ante El Señor para adorarlo.
2Cron.29.20-30
Cuando se terminó de ofrecer el holocausto, el rey y todos los que lo acompañaban, doblan sus rodillas y se postran.
Después, el rey Ezequías y los jefes ordenaron a los levitas que alabaran al Señor con las palabras de David y de Asaf, el vidente. Ellos cantaron jubilosamente las alabanzas e, inclinándose, se postraron.
Gn.18.1-4
Abraham Adora a Dios.
Gn.19.1-2
, Lot Adora a Dios.
Gn.24.26,48
El servidor más antiguo de la casa de Abrahám Adora a Dios.
Gn.48.8-16:V.12
José los retiró de las rodillas de Israel, y se inclinó profundamente.
Ex.34.8, Deut.9.18-21
Moisés Adora a Dios.
Deut.9.25-29
Moisés estuvo 40 días postrado ante Dios.
Num.22.31-33
Balaam Adora a Dios.
1Rey.18.42
Ajab subió a comer y a beber, mientras Elías subía a la cumbre del Carmelo.
Allí se postró en tierra, con el rostro entre las rodillas.
Jc.7.15
Gedeón Adora a Dios.
1Sam.1.3
Elcaná Adora a Dios en Silo.
1Sam.1.19, 1Sam.1.26-28] Elcaná y su esposa se postran delante del Señor.
1Sam.15.24-26,31
Samuel en compañía de Saúl se postra delante del Señor.
Esd.9.5-7
Esdras Adora a Dios.
Jdt.10.9
Judit Adora a Dios.
Tob.5.14
Tobit con Ananías y Natán, los dos hijos de Semeías el Grande Adoran a Dios en Jerusalem.
Mt.14.24-33
Los Apóstoles Adoran a Jesucristo, Dios.
Mt.28.9
Las mujeres se Postran a los pies de Jesús Resucitado, Dios.
Mt.28.17
Los Apóstoles se Postran delante de Jesús Resucitado, Dios.
Mt.2.1-2,10-11
Los Magos de Oriente Adoran a Dios.
Mt.8.2-4, Mc.1.40-44
Un Leproso se Arrodilla ante Jesucristo, Dios.
Mt.15.21-28, Mc.7.24-30
Una Cananea se Arrodilla ante Jesucristo, Dios.
Mt.17.14-20, Mc.9.14, Lc.9.37-42
El padre de un epiléptico se Arrodilla ante Jesucristo, Dios.
Mt.19.16-22, Mc.10.17-22, Lc.18.18-23
Un Hombre Rico se Arrodilla ante Jesucristo, Dios.
Hech.7.59-60
San Esteban se Arrodilla para entregar su vida Adorando a Dios.
Hech.9.40
San Pedro ora Arrodillado para pedir a Dios la resurrección corporal de Tabitá.
Hech.16.14 Lidia, negociante en púrpura, de la ciudad de Tiatira, Adora a Dios.
Hech.17.4
Un gran número de adoradores de Dios se convencieron y se unieron al grupo de Pablo y de Silas.
Hech.18.7
Aquí habla de «un tal Ticio Justo, uno de los que adoraban a Dios y cuya casa lindaba con la sinagoga»…
Hech.21.5-6
Incluso las mujeres y los niños, se arrodillan en la playa para orar.
Ef.3.14-15
San Pablo afirma que dobla sus rodillas delante del Padre, de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra.
Mc.5.6-13
Hasta los demonios se arrodillan ante Jesús, Dios.

El altar requiere ser Venerado de forma especial

2Rey.18.22, 2Cron.32.12, Is.36.7
Hay que postrarse ante el altar, según dice Ezequías.
1Rey.8.54
Salomón oró arrodillado delante del Altar Del Señor, con las manos extendidas hacia el Cielo.
Aquí hay un acto de Adoración, y uno de Veneración.

El Ángel Del Señor hace las veces de puro mensajero, y por lo tanto no hay que tenerle reservas… Adoramos a Dios en sus 7 Arcángeles

Jos.5.13-15
Josué cayó con el rostro en tierra, se postró y exclamó: «Señor, ¿qué tienes que decir a tu servidor?»… ante El Jefe Del Ejército Del Señor.
Tob.12.15-18
Tobías y Sara Caen Rostro En Tierra, llenos de temor, ante Rafael, uno de los 7 Ángeles (Arcángeles) que están Delante De La Gloria Del Señor.

Dulía a la Virgen María, incluso de los Arcángeles

Lc.1.28
El Ángel entró en casa de María, La Madre Del Señor, y la saludó, con tal prominentísimo saludo, que no ha sido dado a ninguna otra persona en la tierra de parte de un Ángel, jamás.
No es Latría, sino Hiperdulía.

Gloria a hombres de Dios

Ecli.48.4
Aquí se gloría a Elías.

Adoramos a Dios, arrodillándonos ante El Arca, ante El Altar, ante los objetos sagrados… Y Veneramos al Cielo entero

Jos.7.6
Josué y los ancianos de israél se Postran ante el Arca.
2Cron.6.13-42
Salomón se arrodilla ante la gente en el estrado de bronce que él había hecho en el medio del atrio, con las manos extendidas al Cielo, para Adorar a Dios.
1Mac.4.55
Todo el pueblo cayó con el rostro en tierra Adorando a Dios, y Bendiciendo al Cielo que les había dado la victoria.
Aquí hay dos actos: 1, se Adora a Dios; y 2, se Bendice al Cielo.

Hombres se arrodillan ante hombres sin cometer idolatría

Gn.23.7-9, Gn.23.12-13
Abraham se inclina profundamente ante la gente del lugar, ante los descendientes de Het; Dos veces.
Gn.27.29
Isaac Bendice a Jacob, diciendo: «Que los pueblos te sirvan y las naciones te rindan homenaje. Tú serás el señor de tus hermanos, y los hijos de tu madre se inclinarán ante ti. Maldito sea el que te maldiga, y bendito el que te bendiga».
Gn.33.4-7
Las esclavas con los hijos de Jacob, Lía con sus hijos, José y Raquel, se postraron ante Esaú.
Gn.37.10, Gn.42.6-21, Gn.43.26-27, Gn.43.28, Gn.44.14-16, Gn.50.18
Jacob reprendió a José, por que insinuó contando un sueño que su padre (Jacob), su madre, y sus hermanos, se postrarían ante él mismo (José).
Tiempo después, así fue; Varias vezes.
Gn.49.8
A ti, Judá, te alabarán tus hermanos, tomarás a tus enemigos por la nuca y los hijos de tu padre se postrarán ante ti.
2Sam.15.5-6
La gente se postraba ante el juez.
1Rey.1.16, 1Rey.1.31
Betsabé se arrodillaba ante el rey David.
1Rey.2.19
El rey Salomón se inclinó ante Betsabé.
1Sam.24.9
El rey David se postró ante Saúl.
1Rey.1.47-53
Adonías se postró ante el rey Salomón, por que le tenía miedo.
1Rey.2.19
Salomón sentó a su Madre (la reina) a su derecha.
2Rey.1.13
Un oficial se arrodilla ante Elías para suplicarle.
2Rey.2.15-18
El grupo de profetas de Jericó se postra hasta el suelo ante Eliseo.
2Rey.4.27
una sunamita se abrazó a los pies del Hombre De Dios por aflixión. Guejazí se acercó para apartarla, pero el Hombre De Dios se lo impidió.
1Sam.2.35-36
En cambio, yo me suscitaré un sacerdote fiel, que obrará conforme a mi corazón y a mis deseos. Yo le edificaré una casa duradera, y él caminará en presencia de mi Ungido todos los días de su vida. Y todos los que subsistan de tu casa irán a postrarse delante de él {el sacerdote Sadoc} por una moneda de plata y una miga de pan, y le dirán: Admíteme, por favor, a cualquiera de las funciones sacerdotales, para que tenga un pedazo de pan que comer.

Incluso ante lugares, naciones o pueblos (La Ciudad)

Is.45.14, Is.49.7, Is.49.23, Is.60.14
…ante LA CIUDAD.

El peligro de no comprender el homenaje

Sab.14.17-19
Se rinde justo culto a hombres.
Sab.14.20-22
La gente confundió el benerar con adorar. Y se pervirtió la beneración en idolatría.
Confundieron el bien y el mal. Y acabaron llamando bien al mal.
Sab.15.4-6
Sí. Es pos
ible mantenerse fiel en la beneración sin que se desvirtúe en idolatría.
Jdt.8.18-19
Porque no hay nadie en nuestro tiempo, ni hay entre nosotros, en el día de hoy, tribu, ni familia, ni comarca, ni ciudad que adore dioses fabricados por mano de hombre, como sucedía en los tiempos pasados. A causa de eso, nuestros padres fueron entregados a la espada y a la depredación, y sucumbieron miserablemente delante de nuestros enemigos.

ImágenesVS Ídolos

Sab.15.7-9,17
Las imágenes son objeto de idolatría sólo si se las adora

Imágenes de Dios

Is.40.18, Sab.7.26
¿A quién asemejarán ustedes a Dios y con qué imagen lo representarán? Con la sabiduría: Ella es el resplandor de la luz eterna, un espejo sin mancha de la actividad de Dios y una imagen de su bondad.
Num.12.6-8
Dios muestra Su Figura a Moisés
Lc.9.29, Mt.17.2, Mc.9.2-3
Dios muestra su figura a los Apóstoles Pedro, Santiago y su hermano Juan
Col.1.15-19
Jesucristo es la IMAGEN DEL DIOS INVISIBLE, el Primogénito de toda la creación, porque en él fueron creadas todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra, los seres visibles y los invisibles, Tronos, Dominaciones, Principados y Potestades (categorías angelicales): todo fue creado por medio de él y para él. Él existe antes que todas las cosas y todo subsiste en él. Él es también la Cabeza del Cuerpo, es decir, de la Iglesia. Él es el Principio, el Primero que resucitó de entre los muertos, a fin de que él tuviera la primacía en todo, porque Dios quiso que en él residiera toda la Plenitud.
2Cor.4.4
El Evangelio de la Gloria de Cristo, es la IMAGEN DE DIOS.

Dios hace imágenes

Gn.1.26-27

«

…Hagamos»… ¡Imágenes De Dios!
Dios se ordena a sí mismo a hacer imágenes, y las hace

El hombre es hecho por Dios a Su Imagen, según Su Semejanza

Gn.1.26-27, Gn.9.6, Ecli.17.3, Sab.2.23-24, Sant.3.8-12
Dios Crea al Hombre a Su imagen, según Su semejanza. Los creó Barón y Mujer.
No en vano, en Gn.1.27 repite dos veces la palabra «imagen»».
Lo hizo a imagen de su propia naturaleza para que sean incorruptibles, pero por la envidia del demonio entró la muerte en el mundo, y los que pertenecen a él tienen que padecerla.
1Cor.11.7
El hombre, no debe cubrir su cabeza, porque él es la imagen y el reflejo de Dios, mientras que la mujer es el reflejo del hombre.
2Cor.3.18
Nosotros, con el rostro descubierto, reflejamos, como en un espejo, la gloria del Señor, y somos transfigurados a su propia imagen con un esplendor cada vez más glorioso, por la acción del Señor, que es Espíritu.
1Cor.15.47-49, Ef.4.22-24, Col.3.9-11
De la misma manera que hemos sido revestidos de la imagen del hombre terrenal, también lo seremos de la imagen del hombre celestial.
Rom.8.28-30
A los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo… A los que glorificó.

El hombre hace imágenes de Dios

Gal.3.1
Ante los Gálatas, a los que el apóstol yama en esta ocasión insensatos por dejarse seducir, les fue presentada la IMAGEN DE JESUCRISTO CRUCIFICADO (procesión).

Dios manda a hacer incluso, Imágenes Milagrosas

Num.21.8-9
Dios mandó a construir una serpiente milagrosa, Serpiente De Bronce que hizo Moisés.

Dios hace imágenes de cosas, objetos y lugares sagrados, y, también, mánda a hacerlos

Ex.25.40, Ex.27.8
Dios muestra a Moisés un modelo del Arca y del altar, que quiere que le construya
Ex.25.17-22, Ex.37.6-9, Num.7.89
Dios manda a construir el Arca y sus imágenes de Querubines, de entre las cuales le comunicará a Moisés sus órdenes para que se las transmita a los Israelitas.
Y Moisés lo hace.
Ex.25.31-34, Ex.37.17-22
Dios manda a construir un candelabro de oro puro, con adornos de botones y flores de almendro, forjados en una sola pieza.
Y Moisés lo hace.
Ex.26.1, Ex.36.35
Dios manda a hacer diez cortinados para la morada, de lino fino reforzado, de púrpura violeta, púrpura roja y carmesí, con figuras de Querubines diseñadas artísticamente.
Y Los artesanos más expertos lo hacen.
Ex.26.31-35
Dios manda a hacer un velo de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y de lino fino reforzado, con figuras de Querubines diseñadas artísticamente.
Ex.28.31-35, Ex.39.22-26
Dios manda a hacer el manto del efod, adornado con campanillas de oro y granadas.
Y Los artesanos más expertos lo hacen.
Ex.28.36-38, Ex.39.30-31
Dios manda a hacer una flor de oro puro.
Y la hicieron.
Ex.40.34-35
Como Dios aprobó esta obra, entonces la nube cubrió la Carpa del Encuentro y la gloria del Señor llenó la Morada.
Moisés no podía entrar en la Carpa del Encuentro, porque la nube se había instalado sobre ella y la gloria del Señor llenaba la Morada.
1Rey.6.11-13
El Rey Salomón se propone construir el Templo Para El Señor que había querido hacer su padre, el Rey David.
Dios entonces le colma con una promesa para el Pueblo De Israel, aunque condicionada a que él, ande en los preceptos del Señor, practicando sus leyes y observando Sus mandamientos
1Rey.6.18, 2Cron.3.5-7, 1Rey.6.23-28, 2Cron.3.10-13, 2Cron.3.14, 1Rey.6.29-36, 1Rey.7.18-22, 2Cron.3.15-17
El Rey Salomón construye el Templo De Dios, en Jerusalén, repleto de imágenes.
El cedro del interior de la Casa tenía bajorrelieves en forma de coloquíntidas y de pimpollos. A la nave central la revistió de madera de ciprés y luego la recubrió de oro fino, sobre el que hizo representar palmeras y guirnaldas. Recubrió la nave con un decorado de piedras preciosas, y el oro empleado era oro de Parvaim. También revistió de oro los postes, los umbrales, los muros y las puertas de la nave, e hizo grabar querubines sobre las paredes. En la párte más interna y sagrada, llamada Santísimo, colocó dos enormes figuras de Querubines de madera forradas de oro, una al lado de la otra, que unidas por las alas tocaban ambas paredes, y ambas tenían la cabeza girada mirando al centro. Salomón hizo además el velo de púrpura violeta y de púrpura roja, de carmesí y de lino, sobre el cual hizo bordar querubines. Alrededor de todos los muros de la Casa, hizo cincelar figuras de querubines, de palmeras y pimpollos, tanto en el interior como en el exterior del lugar santísimo. Sobre las dos hojas de las puertas, tanto las internas como las externas, de madera de olivo, hizo cincelar querubines, palmeras y pimpollos; revistió de oro las puertas, y aplicó oro laminado sobre los querubines y las palmeras. erigió la columna derecha, y la llamó Iaquín; erigió también la columna izquierda, y la llamó Boaz. En lo alto de las columnas había una moldura en forma de azucena. puso dos hileras de granadas de oro alrededor de cada red, para cubrir los capiteles.
1Rey.7.23-26, 2Cron.4.1-5, 1Rey.7.27-37
Salomón hace también otras imágenes, ayudado por un artesano del bronce
1Rey.8.1-9, 2Cron.5.2-10
Salomón translada el Arca De Dios al Templo de Jerusalén, desde la ciudad de David, Sion, en procesión llevada por los Sacerdotes.
Mientras tanto, el rey Salomón y toda la comunidad de Israel reunida junto a él delante del Arca, sacrificaban carneros y toros, en tal cantidad que no se los podía contar ni calcular.
Colocaron el Arca en el lugar llamado el Santísimo, entre medio de las dos grandes figuras de Querubines, debajo de sus alas.
En el Arca se encontraban únicamente las tablas de la ley.
Las marchas procesionales son muy abundantes en el Antiguo Testamento, en especial entremezcladas con las marchas militares. Esta destaca por que en ella se traslada el Arca al Templo, siendo que ambas cosas son profusamente aprobad
as por Dios, estando a rebosar de imágenes, y también, por que es un claro ejemplo de las marchas procesionales tal y como hoy las hacemos.
1Rey.8.10-13, 2Cron.5.11-14,6.2, 1Rey.8.14-21, 2Cron.6.3-11
Dios aprueba el Templo que le ha hecho Salomón en Jerusalén, e, introduciéndose en el Templo en forma de la nube que guiaba a Su Pueblo, decide habitar allí, cumpliendo su promesa brotada del deseo del Rey David, significando que Salomón ha caminado en los preceptos del Señor, practicando sus leyes y observando Sus mandamientos, y no ha cometido falta realizando dichas imágenes.

Adorar en El Templo

Jer.7.2-3, Jer.26.2-6, Ez.46.1-3, Jn.12.20, 2Cron.7.3, Jdt.4.11-13, Tob.5.14
Judíos, Israelitas, hasta Griegos, Adoraban a Dios en la Casa De Dios, el Templo De Jerusalén hecho por Salomón, empeño de David, ese que estaba repletísimo de imágenes.
Lc.2.41-49, Lc.19.45, Lc.19.47, Lc.20.1, Lc.21.37, Lc.21.38
Jesús a menudo está en el Templo, se pasa allí largo tiempo. Diariamente enseña en el templo, y la gente va muy temprano para escucharle.
A pesar de tener numerosísimas oportunidades, el nunca hablo mal de las imágenes del templo, de las cuales dan testimonio Ezequiel y Lucas (Ez.41.17-20,25, Lc.21.5).
Ez.41.17-20,25
Ezequiel da testimonio de las imágenes de la hornamentación del templo diciendo: Hasta por encima de la entrada, hasta el interior de la Casa y también por fuera, alrededor de toda la pared, en el interior y en el exterior, había figuras grabadas: eran querubines y palmeras, una palmera entre dos querubines. Cada querubín tenía dos rostros: un rostro de hombre vuelto hacia la palmera de un lado, y un rostro de león vuelto hacia la palmera del otro lado. Estaban grabados en toda la pared de la Casa: los querubines y las palmeras estaban grabados sobre la pared, desde el suelo hasta por encima de la entrada. Sobre la puerta del Templo estaban representados querubines y palmeras, iguales a los de las paredes; y sobre la fachada del vestíbulo, por afuera, había un alero de madera.
Lc.21.5
San Lucas dice que el Templo estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas.

Adorar en La Montaña

Is.66.20-22, 1Rey.18.42
Dios dice por boca de Isaías que le rindan culto en la montaña para la fiesta de las chozas, lo que no anula otras prescripciones.
En este paisaje podemos ver a Elías en la Montaña, postrado en tierra con el rostro entre las rodillas.

La controversia del Templo vs la Montaña

Jn.4.19-24
El exceso de escrúpulos en lo relativo a la Adoración biene de muy antiguo. En tiempos de Jesús Encarnado, ya había quienes no sabían si tenían que orar en el Templo, con todas las imágenes que contenía, o en la montaña.
La Samaritana le pregunta a Jesús donde tiene que orar, si en la Montaña o el Templo: Si Jesús respondía que en el Templo, podría llamarle idólatra; Si Le responde que en la Montaña, -lo que ella seguramente quisiera oír-, entonces Dios se estaría contradiciendo, pues antes ya había aceptado el Templo para habitar en Él; Incluso,, si la samaritana deseara oír que en el Templo, si Jesús digera que en la Montaña, podría acusarle de cismático. En realidad, sí que le contesta también a esta cuestión. Cuando dice «porque la salvación viene de los judíos», deja claro que hasta entonces había que orar como hacían los Judíos y no como hacían los Samaritanos: Es decir, en el Templo de ordinario,, en la Montaña cuando estaba prescrito, (en la Fiesta de las Chozas), sin anular que se haga también en cualquier otro lugar. Lo que hay que hacerlo es dígnamente.
A la vista está que hay quienes aún no han solucionado este conflicto que tenían los antiguos con las imágenes… Así como, que hay también quien se aprovecha de ello para su propio lucro y llevar a cavo sus perversas intenciones.
Miq.6.6-8
Se te ha indicado, hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor: Nada más que practicar la justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente con tu Dios.

Comportamiento

Hab.2.20
Advertencia: El Señor reside en su santo Templo, ¡guarde silencio toda la tierra delante de él!
1Cor.14.23-25
El Orden en La Iglesia es necesario para que puedan Adorar a Dios.
San Pablo pide orden en el culto para que puedan Adorar a Dios.
1Tim.3.14-15
San Pablo da instrupciones precisas de como hay que comportarse en La Iglesia Del Dios Vivo, la Universal, la Autoridad Suprema dictada por Dios, la que no contiene mentira sino que es columna y fundamento de la verdad.
Aquí podemos constatar como San Pablo habla de «La Iglesia» no sólo como congregación, como algunos pretenden hacer ver, sino, como el lugar donde se congrega dicha congregación.

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.