El Templo V – La destrupción del Templo

Pero si ustedes no escuchan estas palabras, juro por mí mismo (oráculo del Señor) que esta Casa se convertirá en un montón de ruinas.

(Jer.22.5)

[1Rey.9.6] Pero si ustedes y sus hijos defeccionan, si no observan los mandamientos y preceptos que puse delante de ustedes, si van a servir a otros dioses y se postran delante de ellos,
[1Rey.9.7] entonces yo extirparé a Israel del suelo que le di, y apartaré lejos de mi presencia la Casa que consagré a mi Nombre. Así Israel será la burla y la irrisión de todos los pueblos.
[1Rey.9.8] Esta Casa se convertirá en un montón de ruinas, y todo el que pase junto a ella quedará pasmado y silbará de estupor. Y se preguntará: «¿Por qué el Señor ha tratado así a este país y a esta Casa?».
[1Rey.9.9] Y le responderán: «Porque abandonaron al Señor, su Dios, que había hecho salir a sus padres del país de Egipto, y porque siguieron a otros dioses, se postraron ante ellos y los sirvieron: por eso el Señor atrajo sobre ellos esta calamidad» ».

 

Feliz culpa.
La destrucción del Templo de Jerusalén consuma el fin de la Antigua Alianza y de sus instituciones.

[Mt.24.1] Jesús salió del Templo y, mientras iba caminando, sus discípulos se acercaron a él para hacerle notar las construcciones del Templo.
[Mt.24.2] Pero él les dijo: «¿Ven todo esto? Les aseguro que no quedará aquí piedra sobre piedra: todo será destruido».

[Mc.13.1] Cuando Jesús salía del Templo, uno de sus discípulos le dijo: «¡Maestro, mira qué piedras enormes y qué construcción!».
[Mc.13.2] Jesús le respondió: «¿Ves esa gran construcción? De todo esto no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido».

[Lc.21.5] Y como algunos, hablando del Templo, decían que estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas, Jesús dijo: [Lc.21.6] «De todo lo que ustedes contemplan, un día no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido».

 

Feliz culpa.
Dios se hace más accesible. El «velo» ocultaba la parte más importante del Templo, llamada el Santo de los santos, donde sólo podía entrar el Sumo Sacerdote, y una vez al año.

[Mt.27.51] Inmediatamente, el velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo, la tierra tembló, las rocas se partieron

[Mc.15.38] El velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo.

[Lc.23.45] El velo del Templo se rasgó por el medio.
[Lc.23.46] Jesús, con un grito, exclamó: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Y diciendo esto, expiró.
[Lc.23.47] Cuando el centurión vio lo que había pasado, alabó a Dios, exclamando: «Realmente este hombre era un justo».
[Lc.23.48] Y la multitud que se había reunido para contemplar el espectáculo, al ver lo sucedido, regresaba golpeándose el pecho.
[Lc.23.49] Todos sus amigos y las mujeres que lo habían acompañado desde Galilea permanecían a distancia, contemplando lo sucedido.

 

En el fondo, ¿no era esto lo que los Samaritanos querían, la destrupción del Templo De Jerusalén, aquél al que tanto odiaban, para que sólo quedara su chiringuito?
La destrupción del Templo De Jerusalén tuvo lugar en el año 70 D.C.

 

De la misma forma, hay muchos que están a la espera de que la Iglesia De Cristo Caiga. Que regocijo sería para ellos…
Pero eso no sucederá, por que las puertas del Abismo no prevalecerán contra Ella (Mt.16.18).

 


Nota: Con «feliz culpa» no justifico el mal, sino que pretendo poner de relieve la misericordia con la que nos responde Dios. (obvio, pero mejor aclararlo).

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.