El Templo VII – El Cuerpo, Templo Del Espíritu Santo

Jesús les respondió: «Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar».

(Jn.2.19)

Y vean que acusación más bonita:

«Nosotros lo hemos oído decir: «Yo destruiré este Templo hecho por la mano del hombre, y en tres días volveré a construir otro que no será hecho por la mano del hombre» ».

(Mc.14.58)

Lo decían, pero en realidad no lo entendían.

 

El «signo» dado por Jesús era ÉL mismo, que reivindicaba para sí el poder de edificar el nuevo «Templo» de la era mesiánica. Este Templo sería su cuerpo resucitado, en el cual reside la gloria de Dios.

Entonces los judíos le preguntaron: «¿Qué signo nos das para obrar así?».
Jesús les respondió: «Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar».
Pero él se refería al templo de su cuerpo.
Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado.

(Jn.2.18-22)

En efecto, el sacratísimo cuerpo de Jesús Es el Más Excelente Templo Del Espíritu Santo.

 

Antes de la Destrupción del Templo De Jerusalén, en el año 70 de nuestra hera, ya había ocurrido la destrupción y reconstrupción del templo que Es Jesús.

Pero ¡Jesús se ha ido al Cielo!

Sin embargo, les digo la verdad:
les conviene que yo me vaya,
porque si no me voy,
el Paráclito no vendrá a ustedes.
Pero si me voy,
se lo enviaré.
Y cuando él venga,
probará al mundo
dónde está el pecado,
dónde está la justicia
y cuál es el juicio.

(Jn.16.7-8)

Así pues, Jesús nos envía al Espíritu Santo, como estaba prometido:

Yo pondré mi Morada en medio de ustedes
y no les tendré aversión;
siempre estaré presente entre ustedes:
ustedes serán mi Pueblo
y yo seré su Dios.

(Lev.26.11-12)

 

Estableceré para ellos una alianza de paz, que será para ellos una alianza eterna. Los instalaré, los multiplicaré y pondré mi Santuario en medio de ellos para siempre.
Mi morada estará junto a ellos: yo seré su Dios y ellos serán mi Pueblo.
Y cuando mi Santuario esté en medio de ellos para siempre, las naciones sabrán que yo soy el Señor, el que santifico a Israel.

Ez.37.26–28)

 

Nosotros no teníamos ni idea de que tan tan cerca de nosotros estaría, en nuestro interior.

¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?
Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él. Porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo.

(1Cor.3.16-17)

 

¿O no saben que sus cuerpos son templo del Espíritu Santo, que habita en ustedes y que han recibido de Dios?
Por lo tanto, ustedes no se pertenecen,
sino que han sido comprados,
¡y a qué precio!
Glorifiquen entonces a Dios en sus cuerpos

(1Cor.6.19)

 

No tengan relaciones indebidas con los que no creen.
Porque, ¿qué tienen en común la justicia con la iniquidad, o la luz con las tinieblas?
¿Qué entendimiento puede haber entre Cristo y Belial?, ¿o qué unión entre el creyente y el que no cree?
¿Qué acuerdo entre el templo de Dios y los ídolos?
Porque nosotros somos el templo del Dios viviente, como lo dijo el mismo Dios:
Yo habitaré y caminaré en medio de ellos; seré su Dios y ellos serán mi Pueblo. [2Cor.6.17] Por eso, salgan de en medio de esa gente y pónganse aparte, dice el Señor.
No toquen nada impuro, y yo los recibiré.
Y seré para ustedes un Padre, y ustedes serán mis hijos y mis hijas,
dice el Señor todopoderoso.

(2Cor.6.14-18)

 

Somos pues Columnas Del Templo De Dios, y una columna de un edificio, es el edificio mismo, siempre y cuando está formando parte de este y no separado.

Haré que el vencedor sea una columna en el Templo de mi Dios,
y nunca más saldrá de allí.
Y sobre él escribiré el nombre de mi Dios,
y el nombre de la Ciudad de mi Dios (la nueva Jerusalén que desciende del cielo y viene de Dios)
y también mi nombre nuevo».
El que pueda entender, que entienda lo que el Espíritu dice a las Iglesias».

(Apoc.3.12-13)

 

 

 


Esto ya lo dije en otro artículo, pero, por favor, intenten comprender que el Apocalipsis habla de dos cosas distintas:
1, «El Bencedor»,
y 2, «Las Iglesias»

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.