Santísima Trinidad

En Gn.18.1-4, a Abraham se le aparece «El Señor» en forma de «Tres Hombres», a los que Abraham llama «Señor Mío», a pesar de estar dirigiéndose a esos «Tres Hombres».
Es muy elocuente la forma en la que Abraham convina el singular con el plural.

  • En Gn.18.16 los Tres hombres partieron hacia Sodoma,
  • en Gn.18.17 «El Señor» «pensó hacer»…,
  • y en Gn.18.20-21 El Señor le comunicó a Abraham sus intenciones con respecto a Sodoma.

De esta forma, no sólo Abraham, sino el Agiógrafo hace esta identificación trinitaria.

Sin embargo, esto es un misterio: El Autor sagrado da a Uno de esos Tres Hombres el título preminente de El Señor en Gn.18.22, mientras que identifica a los Dos restantes como Ángeles, a los que Lot llama Señores, esta vez en plugal, en Gn.19.1. De hecho, ahora comprendemos que de las Tres Personas de La Santísima Trinidad, sólo Jesús se hizo carne (Jn.3.14).

Lot, en efecto, comprendía que Esos Dos Hombres eran Ángeles de Dios, pues estaba incluso dispuesto a dar a sus hijas, mozuelas, a la perversión del pueblo, antes que a Ellos (Gn.19.4-10).

Esos dos Hombres, que se habían presentado como Hombres, cuando fue necesario, luchó contra los perversos, con armas que no son de este mundo, con «Luz Enceguecedora» (Gn.19.11).

Este misterio aún no estaba revelado, y muchos, ante su evidente falta de humildad para reconocer su incapacidad de comprenderlo, formularon numerosas fábulas, de las cuales algunas todabía subsisten entre los Judíos, los islamistas, los Testigos De Jehová, etc.

De hecho, este es el primer misterio que nos presenta La Biblia, desde su primer versículo, Gn.1.1, en el Primer Nombre de Dios, Elohim, que significa -veladamente-, Santísima Trinidad, pues habla de un plural de personas, en concordancia con Gn.1.26, en forma singular.

 >

Este Misterio se Revela en el Evangelio, dándonos a conocer el nombre del Hijo, Jesús, que es ampliación de Emanuel, y por ser el Mesías, el Ungido del Padre Cristo, Jesucristo, así como el del Padre, Abba (Mc.14.36, Rom.8.15, Gal.4.6) o Padre (En todo el NT), como nos enseña Jesús a llamarle, y el del Espíritu Santo, Paráclito (Jn.14.16,26,15.26,16.7), Espíritu Santo (durante todo el NT), Espíritu Del Padre (Mt.10.20), Espíritu Del Señor (Hech.5.9, 2Cor.3.17, Ef.6.4), Espíritu De Jesús (Hech.16.7), Espíritu De Jesucristo (Flp.1.19, 1Ped.1.11), Espíritu De Dios (Rom.8.9,14,15.19, 1Cor.2.11-13,3.16,6.11,7.40,12.3, 2Cor.3.3, Gal.5.16, Flp.3.3, 1Ped.4.14), Espíritu De Hijos Adoptivos (Rom.8.15, Gal.4.6), Espíritu De Fe (2Cor.4.13), Espíritu De Sabiduría (Ef.1.17), Espíritu De La Gracia (Heb.10.29), Espíritu De Gloria (1Ped.4.14), Espíritu De Verdad…

Así como en el capítulo 18 de Génesis, también tenemos paisajes en el Nuevo Testamento donde aparecen explícitamente las Tres Personas de La Santísima Trinidad, que según el mismo Jesucristo son, Padre Hijo Y Espíritu Santo (Mt.28.19, 2Cor.13.13). A saber:

  • En el Bautismo de Jesucristo (Mt.3.16-17, Mc.1.10-11, Lc.3.22):
    Jesucristo recién Bautizado, El Espíritu Santo en La Paloma, y El Padre en La Voz.
  • En el paisaje de la Transfiguración De Nuestro Señor (Mt.17.5, Mc.9.7, Lc.9.34-35):
    El Padre en La Voz, Jesucristo entre los Apóstoles, y El Espíritu Santo en La Nube (la misma nube que guiaba al Pueblo De Israel).

Sería conveniente estudiar también el paisaje de 1Cor.12.4-6, donde, el versículo 3 habla del Espíritu Santo, el 5 de El Señor, y el 6 de Dios Padre.

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.