La Oración II

Respondiendo a Noelia


 

Esta sí que es una forma Santa de Orar.

El Pueblo De Dios, de siempre ha orado con los Salmos, leyendo y recitando oraciones.

Jesús aprueba la oración habitual, pues no dice que no sigamos orando como hasta entonces, sino que nos da nuevas instrucciones para cuando oremos como siempre lo hemos hecho, al decir «cuando oren»… en cuatro ocasiones consecutivas, una por cada instrucción (Mt.6.5, Mt.6.6, Mt.6.7 y Mt.6.8).

Y ahora, vamos a ver una a una las instrucciones que Dios nos Dá para orar:

  1. Mt.6.5:
    Jesús nos dice que «cuando oremos», hablemos *con Dios* y no *de Dios a los demás, para que vean cuanto tenemos para decirle*. A los que tienen esta actitud, les llama hipócritas.
    Jesús nos asegura que los que tales cosas hacen ya tienen su recompensa, así pues, que no esperen nada más de Dios, pues ya tienen la aprobación de los demás.
    Créanme, que hay quien ora con la intención de «llenar de bendición a los demás», -sea lo que sea eso-, y, además, enseña a hacerlo.
  2. Mt.6.6:
    Jesús nos dice que La Oración ha de ser íntima.
    Entonces, para orar, desconéctate del mundo para entrar en intimidad con Dios: Si estás en tu casa, te ocultas de los demás; Si estás con tus amigos, haz como Jesús en Mt.26.36; Si estás en una oración comunitaria, en Misa, etc, apaga el móvil, ignora al que quiera desviar tu atención, entra en la Intimidad Con Dios; En cualquier lugar que estés, puedes orar en lo más íntimo de tu ser; Cuando ores, no permitas que nada ni nadie desvíe tu atención, cierra las puertas de tu habitación, lo que significa, que no dejes entrar en tu intimidad nada del mundo, que la reserves para Dios: El resto puede esperar.
    Orar trabajando, está bien; Orar mientras haces punto, también; Mientras esperas el turno, etc; Pero orar mientras, -por ejemplo-, ves la novela, en absoluto, NO. No está bien orar cuando estás con la atención puesta en otra cosa, cuando tienes las puertas de tu intimidad (habitación), abiertas al mundo.
  3. Mt.6.7-8:
    Jesús nos prohibe que «cuando oremos» usemos de mucha palabrería, advirtiéndonos que no hagamos como los paganos, que cren que por mucho hablar serán escuchados más que los demás.
    Esto es fácilmente confundido, -a menudo de forma intencionada-, interpretando erróneamente que Jesús estuviera prohibiendo las repeticiones. Pero esta interpretación es claramente errónea, por que de hecho, Jesús mismo oraba repitiendo las mismas palabras (Mt.26.44, Mc.14.39), y con Salmos, (Ej Mt.27.46). Los apóstoles, con Jesús, oraban habitualmente cantando los Salmos (Mt.26.30, Mc.14.26).
    Los apóstoles nos enseñan que oremos cantando Los Salmos, es decir, repitiendo lo que ya está escrito (Ef.5.19, Col.3.16, Sant.5.13), también recitando Oraciones, y cantando Himnos y otros Cantos Espirituales.
    Además, muchas Oraciones Bíblicas tienen repeticiones de palabras, y hasta donde yo se, La Biblia es Palabra De Dios. ¿Dios se habrá equivocado, o estará pecando? Tomemos algunos ejemplos de los Salmos:
    • El Salmo 29 *Repite*: «Voz de Yahvé».
    • El Salmo 46 *Repite*: «Con nosotros Yahvé, Rey De Los Ejércitos».
    • El Salmo 80 *Repite*: «¡Oh, Dios! ¡Haznos volver!».
    • El Salmo 107 *Repite*: «Den Gracias a Yahvé».

    Cuidado con malinterpretar, y más aún con enseñar, el error de orar con palabrería, despreciar el recitar oraciones, y todo lo que es contrario a lo MANDADO POR DIOS. Es menester que conozcamos la Palabra De Nuestro Señor dicha por boca de Jeremías, para que no caigamos en esto, ni nos dejemos confundir:

    «¡Ay de los pastores
    que pierden y dispersan
    el rebaño de mi pastizal!
    -Oráculo del Señor-»
    (Jer.23.1)

    Además, los que esto hacen, caen en contradicciones como la de rechazar los Himnos y Cantos Espirituales bíblicos, al tiempo que pretenden orar y enseñar a hacerlo, cantando sus propias alabanzas. ¿A caso esto no es DESPRECIAR La Palabra De Dios, y poner su propia palabra por encima de la Palabra De Dios?

  4. Mt.6.9-13
    Jesús nos da una oración para que nosotros la recitemos «cuando oremos», la más perfecta, el «Padre Nuestro».
    Esta oración curiosísimamente molesta sobremanera a ciertos personajes que dicen liderar y pastorear comunidades cristianas. Es indignante.
  5. Mt.6.14-15:
    Esto no es exclusivo de la oración, sino que es la actitud que Jesús nos dice que debemos tener, también para orar:

    «Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes».

El santo Rosario es eminentemente Cristiano: Gira en torno a Cristo.

Un comentario sobre “La Oración II

  1. Leí una vez que el padrenuestro no es una oración, sino un catálogo de actitudes orantes. Me gustó. Yo tengo que coger el padrenuestro, entrar por la puerta de una de sus peticiones y dejar que Dios, orándome, me transforme; como Jesús pidiendo agua a la samaritana muy bien sabiendo para qué (cfr Jn 4). Pero solo se lo permitiré si me imbuyo con intensidad de la actitud de que se trate. O, si no, es otro juego.Hay, por otro lado, gente que se excusa de orar… ¡con palabras de quien es probablemente la mística mayor de la historia!, de Santa Teresa: nos citan lo de que «Dios está entre los pucheros», y han hecho toda su teología de la oración. Dejando aparte que Santa Teresa dedicaba muchísimo más tiempo a la oración que a los pucheros, San Pablo había dicho «orad sin interrupción» (1 Tes 5,17); «quiero que oréis en todo lugar» (1 Tim 2,8); «orad en todo tiempo» (Ef 6,18). Y no vale orar solamente en los ratos perdidos (como la espera de turno). Necesitamos dedicar todos los días varios ratos a la oración en exclusiva: a la Santa Misa, a la oración mental personal, al Rosario, etc. Nadie lo tome como cuestión de añadidura: es una necesidad vital como la respiración.

    Me gusta

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.