2ª Carta A Los Tesalonicenses, capítulo 2, versículos del 9 al 12

La venida del Impío será provocada por la acción de Satanás
y estará acompañada de toda clase de demostraciones de poder, de signos y falsos milagros,

y de toda clase de engaños perversos,
destinados a los que se pierden por no haber amado La Verdad que los podía Salvar.

Por eso, Dios les envía un poder engañoso que les hace creer en la mentira, 
a fin de que sean condenados todos los que se negaron a creer en La Verdad y se complacieron en el mal.

(2Tes.2.9-12)

Dios no puede engañar, ni obrar el mal.
Sin embargo, ÉL pone «trampas»: como dice la Escritura: Yo pongo en Sión una piedra de tropiezo y una roca que hace caer, pero el que cree en ÉL, no quedará confundido (Rom.9.33).

Sigue leyendo «2ª Carta A Los Tesalonicenses, capítulo 2, versículos del 9 al 12»

Anuncio publicitario

40 Atributos De La Iglesia De Cristo

Este artículo lo han escrito todos ustedes, los que respondieron a mi petición de que me dijeran atributos de La Iglesia Primitiva, La De Cristo. ¡Gracias! Yo sólo he ordenado un poquito las ideas, y he puesto algunas referencias bíblicas, otras muchas me las han dado ustedes. Comenten por favor si contiene algún error, si lo desean completar, si desean establecer criterios de orden… etc.
Sigue leyendo «40 Atributos De La Iglesia De Cristo»

¿Como es La Iglesia?

Sigue abierto el plazo para hacerme llegar las características que identifican a la Iglesia De Cristo, La Iglesia Primitiva.
Ese artículo lo van a escriir ustedes.

Aprobecho para agradeceos buestras participaciones, y para animaos a que sigan participando, con todo lo que se les ocurra.
Se trata de realizar una «lluvia de ideas», no importa cuan acertadas o descabelladas sean.

AMÉN

«Amén» significa: Así es y así sea, en Nombre De Jesús. Obviamente es un Juramento, ya que consiste en poner a Dios por testigo en la persona de Jesús, o, -lo que es lo mismo-, testificar uno mismo la certeza de algo, en Nombre De Jesús. Y bien, sólo podemos tener certeza absoluta de la conformidad de Dios, para con Su propia Palabra. Por eso a La Palabra De Dios decimos «Amén» sin ninguna reserva.

«Amén» es más que un concepto, es una persona, es el Testigo fiel y verídico, el Principio de las obras de Dios (Apoc.3.14).

Sigue leyendo «AMÉN»