La Denuncia Profética

El Señor nos conmina a corregir
al que incurre en aquello que está advertido por Su Palabra:

Cuando yo diga al malvado:
«Vas a morir»,
si tú no se lo adviertes,
si no hablas para advertir al malvado
que abandone su mala conducta
y de esa manera salve su vida,
el malvado morirá por su culpa,
pero a ti te pediré cuenta de su sangre.

Si tú, en cambio, adviertes al malvado
y él no se convierte de su maldad y de su mala conducta,
él morirá por su culpa,
pero tú habrás salvado tu vida.

(Ez.3.18-19)

Pero, acto seguido, El Señor también nos dice
que tenemos que advertir al justo para que no llegue a pecar:

Y cuando el justo se aparte de su justicia para hacer el mal,
yo lo haré tropezar, y él morirá porque tú no se lo has advertido:
Morirá por su propio pecado
y no le serán tenidas en cuenta sus obras de justicia,
pero a ti te pediré cuenta de su sangre.

Si tú, en cambio, adviertes al justo para que no peque
y el justo no peca,
él vivirá porque ha sido advertido,
y tú habrás salvado tu vida.

(Ez.3.20-21)

Me llaman la atención un par de cosas:

  • 1. En el versículo Ez.3.20, El Señor nos dice
    que al que haya sido justo pero muera en pecado,
    no le serán tenidas en cuenta sus obras de justicia.
    Cosa grave: ¡Mantengámonos siempre en Gracia, por que no sabemos cuando vamos a morir!
  • 2. De los cuatro casos, solo uno se salva, (Ez.3.21),
    el que había sido justo, y corrige su conducta por haber sido advertido cuando va a pecar,
    por que ha sido advertido.
    ¡Si pretendemos ser justos, busquemos pues también la advertencia y no la tengamos por poca cosa!

Esto me hace reflexionar en la importancia de la corrección,
pero especialmente, en la importancia de advertir al justo
para que no se desvíe del Santo Camino que es Jesús.

Tú diles, en cambio:
«Juro por mi vida (oráculo del Señor)
que yo no deseo la muerte del malvado,
sino que se convierta de su mala conducta y viva.

Conviértanse,
Conviértanse de su conducta perversa!
¿Por qué quieren morir, casa de Israel?».

(Ez.33.11)
Hermanos míos,
si uno de ustedes se desvía de la verdad
y otro lo hace volver,

Sepan que el que hace volver a un pecador de su mal camino
salvará su vida de la muerte
y obtendrá el perdón de numerosos pecados.

(Sant.5.19-20)

Así pués,
me importa un pepino y medio que me respondan con la cantaleta de que
ha dichho El Señor que no juzguemos,
por que es también La Palabra Del Señor, quien dice e insiste que
advirtiendo del pecado puedo salvar mi vida
y obtener el perdón de numerosos pecados,
y también, la que dice,
que si no advierto tanto al justo como al pecador,,
tendré que responder por su sangre.

Un comentario sobre “La Denuncia Profética

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.