La Actitud Correcta

La mujer le dijo:
«Yo sé que el Mesías, llamado Cristo, debe venir.
Cuando él venga, nos anunciará todo».
Jesús le respondió:
«Soy yo, el que habla contigo».
En ese momento llegaron sus discípulos y quedaron sorprendidos al verlo hablar con una mujer. Sin embargo, ninguno le preguntó: «¿Qué quieres de ella?» o «¿Por qué hablas con ella?».
La mujer, dejando allí su cántaro, corrió a la ciudad y dijo a la gente:
«Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que hice.
¿No será el Mesías?».
Salieron entonces de la ciudad y fueron a su encuentro.

(Jn.4.25-30)

La samaritana, preguntándose si será el Mesías, deja el cántaro allí, cosa curiosa, pues había hido precisamente a llenarlo, y entonces, a pesar de no terminar de creerlo, quizás como una reacción nerviosa, llama a los demás, va a compartir su alegría.

A ella lo único que le importaba en ese momento es que había encontrado al Mesías, y después de eso, quería que adicionalmente los demás se lo ratificaran.

Los Judíos sin embargo, a diferencia de la Samaritana, le piden pruebas, queriendo estar absolutamente seguros antes de mover un dedo, ellos que estában más cerca de ÉL, que iban al Templo De Jerusalén, etc.

¿Y tú, cuanto te fías de Dios sin necesitar de seguridades?

 

La actitud de la samaritana, es similar a la de los diez leprosos que se ponen en marcha, arriesgando su vida con tal larga caminata hacia Jerusalén desde un poblado de en medio de Samaría y Galilea, (pues estaban enfermos), sabiendo que no les ban a dejar entrar en el templo a llevar la ofrenda, y sin ni siquiera dinero para comprarla. Pero es que creyeron en Jesús por encima de ellos mismos, de sus razonamientos y posibilidades. Quizás las fuerzas también venían dadas por que seguían el Camino de Jesús, quien también se dirigía en peregrinación a Jerusalén. Es admirable como obedecieron, pensando que después de aquello Jesús les sanaría; Pero estando de camino, fueron sanados por Jesús: Es esto lo que Dios quiere de nosotros, un firme propósito, y que verdaderamente nos pongamos en marcha.

Mientras se dirigía a Jerusalén, Jesús pasaba a través de Samaría y Galilea.
Al entrar en un poblado, le salieron al encuentro diez leprosos, que se detuvieron a distancia
y empezaron a gritarle: «¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!».
Al verlos, Jesús les dijo: «Vayan a presentarse a los sacerdotes». Y en el camino quedaron purificados.

(Lc.17.11-14)

Pero sólo un samaritano se volvió al Señor.

 

Después de obedecer, es necesario dar Gracias a Dios. Como decimos en La Misa: «Es *Justo* y *Necesario*». a lo que el Sacerdote responde: «En verdad es Justo y Necesario, es nuestro *Deber* y *Salvación*, darte gracias Señor, _siempre_ y _en todo lugar_».

 

Uno de ellos, al comprobar que estaba curado, volvió atrás alabando a Dios en voz alta
y se arrojó a los pies de Jesús con el rostro en tierra, dándole gracias. Era un samaritano.
Jesús le dijo entonces: «¿Cómo, no quedaron purificados los diez? Los otros nueve, ¿dónde están?
¿Ninguno volvió a dar gracias a Dios, sino este extranjero?».
Y agregó: «Levántate y vete, tu fe te ha salvado».

(Lc.17.15-19)

 

¿Y tenía que ser un samaritano?…
Los Samaritanos son extrangeros en cuanto al Pueblo De Dios. Por eso este detalle nos deja en tan mal lugar.
Aquella mujer, este hombre, estos extrangeros, se comportaron como deben comportarse los más cercanos a Dios, y vicebersa.

 

El Perdón, que como vemos en la expresión de Jesús es imprescindible para ser salvo, es, como su nombre indica, un Don; un Regalo De Dios: Nosotros debemos de aceptarlo y dar las gracias por Él.

NO RECHACES EL PERDÓN DE DIOS! ¡No RECHACES Su SALVACIÓN!

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.