¿Petros o Petra?

Algunos hermanos esperados argumentan que el Evangelio Según San marcos, en griego presenta dos palabras diferentes para referirse a Pedro como piedra, Petros y Petra.

Dicen que Petros es una piedra pequeña, distinta a petra que es una roca, y que cuando Jesús dice, sobre esta PIEDRA edificaré Mi Iglesia, se estaría refiriendo a sí mismo puesto que habla de Petra y no de Petros. Leamos pues Mt.16.16-19):

[16]  Tomando la palabra, Simón Pedro respondió:
«Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo».
[17]  Y Jesús le dijo: «Feliz de ti =Bienaventurado, Simón, hijo de Jonás,
porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo.
[17]  Y yo te digo:

Tú eres Pedro=Petros,
y sobre esta piedra=Petra
edificaré Mi Iglesia,
y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella.

[19]  Yo te daré las Llaves del Reino de los Cielos.
Todo lo que ates en La Tierra, quedará atado en El Cielo,
y todo lo que desates en La Tierra, quedará desatado en El cielo».

(Mt.16.16-19,)

.
Sigue leyendo «¿Petros o Petra?»

Anuncio publicitario

La jerarquía De La Iglesia.

Arremeter contra la jerarquía eclesial es arremeter contra Cristo que es su cabeza, contra El Espíritu Santo que es su guía, y, en fin, contra Dios, que es quien ha querido que La Iglesia esté organizada como lo está, y contra sus consagrados que han decidido hacerse ayudar y apoyarse en estructuras consultivas y/o directivas humanas.

 

La jerarquía de La Iglesia se compone de:

  1. Jesucristo que es Su Cabeza (Ef.1.22);
  2. Los «guardianes» o «inspectores» (Hech.20.28), que en griego se dice «epíscopos», de donde probiene la palabra «obispos»;
  3. Los «Presbíteros» (Hech.14.23);
  4. Y los «Diáconos» (Hech.6.6).

Sigue leyendo «La jerarquía De La Iglesia.»

Sobre El Bautismo…

Como iba diciendo, el Bautismo comenzó siendo un rito de purificación, no sólo corporal, sino, y sobretodo, espiritual, pero, que por Voluntad De Dios, por Su Designio, -desde el principio Dios tenía ese propósito para el Bautismo y no es que sea un cambio fortuito o improvisado-, acabó sustituyendo a la Circuncisión (Gn.17.12-13), y por lo tanto, asumiendo la función de este como rito necesario (Jn.3.5) para entrar a formar parte del Reino De Dios, ya más que como Pueblo De Dios, como Familia Suya (Mt.12.50, Mc.3.35, Jn.6.49-58).

Sigue leyendo «Sobre El Bautismo…»