Legislar es un proceso de búsqueda de justicia objetiva

Lo que se entiende de forma natural por ley, es una norma o conjunto de normas destinados a establecer y conservar el orden más beneficioso al pueblo que sirve, sancionando, previniendo y corrigiendo lo que le es lesivo, y, promoviendo y protegiendo lo que le es beneficioso.

Pero la cásta política a pervertido el término «ley» para que se refiera a la expresión e imposición de cuestiones ideológicas y de intereses partidistas que consisten en derribar al contrincante y perpetuarse en el negocio del poder, enriqueciéndose a costa de lesionar con total impunidad a toda la ciudadanía.

Lo hacen valiéndose de un sistema que han ideado, al que llaman democracia a penas sin serlo, en el que a modo de un tablero de ajedrez, en el que solo caben ocho peones, dos caballos, dos torres, dos alfiles, una reina y un rey por cada equipo, que sólo se pueden mover por un número discreto e inmutable de posiciones dentro del tablero; en dicho sistema sólo caben «piezas» de derechas, con ideas preestablecidas, izquierdas, con las suyas, centros, con ideas propias y prestadas, extremos de izquierdas, de derechas y de centros, antisistemas, anarquistas, e indiferentes, ya sea por pasotas, por ignorancia, o por convicción;
La única posibilidad que no entra en el «juego» es la de ser realista, objetivo, lógico, y no ideológico, es decir, buscar El Bien y La Verdad al margen de las preferencias e intereses perversos como es el de savotear al diferente, ya sea con ataque u ostracismo.

Por lo tanto, ya que la casta política ha dejado de legislar para mandonear y mangonear con el «juego» al que han llamado «política», (otro término interesadamente redefinido), lo que necesitamos es establecer o recuperar el ausente órgano legislativo, que sancione en el sentido de corregir la casta corrupta y prevenir su avance, promoviendo el bien común del pueblo en el que obviamente también se incluyen los «políticos» de la nueva «política»;
Es decir, que legisle:
Legislar es un proceso de búsqueda de justicia objetiva (Me cito a mi mismo… ¡Hay si la autoreferencia fuere pecado!).

  • Verdaderamente es contradictorio que se pueda uno casar antes o después de tener capacidad para consentir relaciones sexuales;
  • Es absurdo que se pueda matar a un eredero sólo si aún no ha nacido;
  • Que una mujer pueda decidir matar al hijo de un hombre antes de que nazca y un hombre no pueda decidir matar a ese mismo hijo de esa mujer; O bien que una madre tenga el derecho inalienable de decidir protejer a su hijo por nacer, y su padre no;
  • Es materia imposible pero ordenada según imperativo legal, guardar a los hijos, protejerlos con potestades patrias, al tiempo que no tienen derecho siquiera a saber si su hija está o ha estado embarazada, o si va a abortar o ha abortado;
  • Según ley, un profesor está obligado a enseñar a los alumnos pornografía dentro del aula, y lo tiene prohibido so pena de cárcel hacerlo fuera de ella; Así como tiene más libertad al respecto de educarles en sexualidad que sus propios padres;
  • La ley permite que un padre pueda ser obligado a quedar en la indigencia para que el hijo viva en la abundancia, pero sólo si quien lo pide es la madre, siendo que ni siquiera el hijo tiene esa capacidad…;
  • Es absurdo que uno pueda gritar «VIVA EL MADRID» o «VIVA EL BARÇA» incluso aunque hayan personas del equipo contrario delante, pero no pueda exclamar «VIVA CRISTO REY» o «VIVA MARÍA SANTÍSIMA», siquiera en vozmedia, so pena de ser acusado de ¡delito de odio!, o cuanto menos, de provocación; Lo mismo aplica sobre exponer banderas o escudos de equipos de fútbol, baloncesto, etc, contra exponer signos religiosos como el Crucifijo, en entidades públicas;
  • Es «legal» que uno pueda confesarse abiertamente gay, y que nadie pueda osar a decirle que se lo guarde para su intimidad, pero un Católico tenga que guardar su identidad en mismas situaciones;
  • … Y así podría seguir con un muy larguísimo etcétera, -que no voy a realizar por aburrimiento-, no sólo en materias de infancia, familia, religión, educación y expresión, sino también en administración, derechos procesales, criminología, tráfico, asuntos sociales, ecología y medioambiente, urbanismo, comercio, economía, política, ¡e incluso, en legislación!

Esto lo he escrito después de leer el artículo del 2 de JULIO de 2015 titulado Los menores de 16 años ya no pueden consentir relaciones sexuales de Emilio Calatayud, Juez de Menores de Granada, cuyo blog -que he conocido gracias a Clara María, @miercolesj en twitter-, recomiendo seguir.

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.