Testimonio del Beato Cardenal Van Thuan

En el campo de reeducación estábamos divididos en grupos de 50 personas;
Dormíamos en un lecho común: Cada uno tenía derecho a 50 cm…
Nos arreglamos para que hubiera cinco católicos conmigo.
A las 21.30 había que apagar la luz y todos tenían que irse a dormir.
En aquel momento me encogía en la cama para celebrar la misa, de memoria, y repartía la comunión pasando la mano por debajo de la mosquitera.

(Beato Cardenal Van Thuan)

Anuncio publicitario

Quien es ese hombre

–P. Esteban: ¿Quien es ese hombre con el que ibas esta mañana que llevaba tu perro negro?
–Conciencia: ¿Caín, donde está tu hermano Abel?
–Yo: Manolo. Es un amigo.
–P. Esteban: Parece buen hombre.
–Conciencia: Falta que lo sea. ¿Sin acercarse «al BUENO», como va a poder merecer ese adjetivo?
–Yo: Sí… Le acompaño a pasear por las mañanas para que no esté sólo…
–Conciencia: Pero no le acompañas a Misa.
–En pensamiento: Conozco de su anticlericalismo.
–Conciencia: Pero no le has invitado a Misa.

¿Qué diferencia hay entre impedir activamente que acuda, tolerar su anticlericalismo, o desistir de evangelizar por «no molestar»?

La misma que entre matarle, ayudarle a morir, o dejar que él sólo se muera.

MEA CULPA.

La Santa Misa

Escuchada la petición de información recibida en los comentarios del artículo donde pedí opinión, como Miembro De La Iglesia, y considerando lo establecido en [SC, 48]:

La Iglesia, con solícito cuidado, procura que los cristianos no asistan a este misterio de fe como extraños y mudos espectadores, sino que, comprendiéndolo bien a través de ritos y oraciones, participen consciente, piadosa y activamente en la acción sagrada.

A continuación, -no sin recomendar la lectura del Ordinario Del Misal-, realizo un escueto acercamiento descriptivo práctico de la celebración de La Santa Misa, pretendiendo que sea útil al Cristiano que pretenda conocer la sucesión de respuestas, silencios, gestos y posturas, en resumen: Qué es y como es lo que hacemos.

Sigue leyendo «La Santa Misa»

SI

Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila,
cuando todo a tu lado es cabeza perdida.
Si tienes en ti mismo una fe que te niegan,
y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan.
Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera.
Si engañado, no engañas;
Si no buscas más odio que el odio que te tengan…
Si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres.
Si al hablar no exageras, lo que sabes y quieres.
Sigue leyendo «SI»

Perdonen sin excavar demasiado en las confesiones

Perdonen sin excavar demasiado en las confesiones.

(Papa Francisco I a los Sacerdotes, Encuentro Mundial De Las Familias, Dublín, Irlanda, 25/08/2018)

Al visitar un centro de padres capuchinos de ayuda a familias sin techo en Irlanda, el Papa Francisco hizo un llamado a los sacerdotes a ser cercanos y perdonar sin “preguntar demasiado” en las confesiones.
Sigue leyendo «Perdonen sin excavar demasiado en las confesiones»