La Baraja

Causa seguida contra el soldado del batallón de Bailén, Andrés Espinosa Montero.

CERTIFICO:

Que estando la fuerza de este batallón el día 6 de abril de 1870 oyendo misa, observó el sargento Laureano Campos que mientras se celebraba el Santo Sacrificio de la Misa, el soldado citado sacó una baraja y con ella en la mano la repasaba con la mayor atención.

Dio parte por escrito el sargento citado y le llevaron conducido al calabozo al soldado de referencia.
Se constituyó el expediente y le tomaron declaración los jefes del batallón.

Sigue leyendo «La Baraja»

Anuncio publicitario

¿Confesarse con un Cura o directamente con Dios?

Cierta vez, un hombre se entrevistó con el presidente de un país.
Le solicitó un favor y el presidente lo refirió a uno de sus ministros de gobierno.
Este muy contento se fue lleno de esperanzas de que iba ser una realidad lo que deseaba, lo cual no ocurrió porque había miles de personas antes que él que le habían solicitado favores al presidente y era una manera diplomática de no decir un “no” de un mandatario.
Qué decepción!!!

Sigue leyendo «¿Confesarse con un Cura o directamente con Dios?»

Todo Cristo acude a María, La Theotokos

  • Cristo nació en Belén, tuvo a su lado a María, porque en sus brazos humildes Dios quiso descansar.
  • Cuando Cristo vivió en Nazaret, tuvo a su lado a María, porque en familia Dios pobre se quiso educar.
  • Cuando Cristo murió en la cruz, tuvo a su lado a María, y para su consuelo y el nuestro, como Madre nos la quiso regalar.

Sigue leyendo «Todo Cristo acude a María, La Theotokos»

Por el pecado muere Dios

Jesús de Nazaret, el Cristo, La Segunda Persona De La Santísima Trinidad, Dios, fue maltratado hasta el extremo, por el pecado.
ÉL cargó con nuestras culpas, las hizo suyas, y el peso de estas le aplastaron; Y al mismo tiempo, es nuestra culpa su Martirio, fuimos nosotros, hombres, quienes le colgamos en la cruz, como se cuelga un cuadro en la pared, pero con más clavos.

 

Y no se trata precisamente de una «muerte dulce» «de esas», o a saber que eufemismo inventarán las malas lenguas.
Fue un martirio amargo.

Para que no quede duda, cuando tubo sed, le ofrecimos vinagre, -que como habrá acertado a adivinar es… ¡vino agrio: amargo!-.

Sigue leyendo «Por el pecado muere Dios»

Mano corrupta

El que esté libre de pecados que tire la primera piedra;
El que realmente lo está, no las tira;
Y yo, mano hacedora de perversión,
lanzo las más grandes que permiten mis fuerzas.
Libres de chinas y grava,
limpios del más fino polvo,
molidos por las inmensas rocas,
sin reclamo de tregua gimen los pies
que tan lejos paso a paso por el Camino portan
el testimonio de la Palabra, la Verdad y la Vida,
a las periferias existenciales cercanas y remotas.

Sigue leyendo «Mano corrupta»

Teoría vs. práctica

Quedo para comer con una amiga, antigua estudiante, que está haciendo unos cursos de arte latinoamericano en la universidad de Columbia.
Me cuenta, no sin estupor, que lleva varios meses yendo a clase y todavía no le han enseñado ni una sola obra.
Todo son textos teóricos. Duchamp por aquí y Duchamp por allá, Foucault, etc.
Pero tampoco tiene tiempo de ir a exposiciones ni a museos, porque los libros de teoría que ha de leer por obligación cada semana son tan largos y tan abstrusos que casi no puede hacer nada más.
Estudiar tanto arte le
impide ver obras de arte.

Es como esos seminarios de literatura en los que la literatura misma parece un apéndice frívolo o superfluo de la teoría literaria.

Sigue leyendo «Teoría vs. práctica»