25 de Noviembre, Día Internacional de la Violencia Doméstica

25 de Noviembre, Día Internacional de la Violencia Doméstica

Es cuando los activistas, políticos y medios de comunicación, focalizan la atención nacional en la violencia contra las mujeres.

COMBATIENDO VIOLENCIA CON MÁS VIOLENCIA
Colaborar contra cualquier tipo de violencia está muy bien. Combatir la violencia con más violencia no tiene nombre.
Confundir la justicia con la venganza no sólo no nos devuelve la vida de tantas mujeres asesinadas, sino que agrede al resto de los hombres del estado

Mi intención con el presente es denunciar públicamente Otros tipos de violencia en los que existe una cierta inconsciencia, a menudo caprichosa. Violencia que no consiste en ataques con armas de fuego, bombas... (o tal vez sí.).

Tabla de contenidos del artículo

Violencia mediática

«Hombre mata a tiros a su esposa», «Murió a causa de un disparo de escopeta efectuado por su novio», «Apuñalada por su novio», «Estrangulada por su marido», «Marido se entrega y confiesa que la descuartizó y la arrojó a un río».
Y así hasta un buen número (yo lo llamo un insultante mal número ), que no voy a poner pues desgraciadamente se aumenta día a día,
son ejemplos reales de titulares referentes a la violencia doméstica que podemos encontrar en la prensa y televisión…
Ni edad concreta, color de ojos, de pelo o de piel, nada. (demagogia barata y publicidad política.)

«Todas ellas amaron a cada uno de ellos con la intensidad que caracteriza a la pasión, al amor», es la frase que elijo de todas las que he encontrado en la prensa que pretende la sensibilización.
Pero ¿que hace la palabra «ellas», faltando la palabra «ellos» como sujeto? ¿y viceversa: que hace la palabra «ellos» y no «ellas» como predicado? ¿«Ellos» no aman? ¿como sabe este excelente periodista lo que sentían todas y cada una de «ellas»? (que conste que escribo “«este»” refiriéndome a «la» periodista, aún siendo mujer quien subscribe la noticia, por no seguir su ejemplo, y que no pongo su nombre, aunque he de decir que es de un periódico de tirada nacional, para evitar conflictos, y por que considero que no me merece ningún tipo de publicidad).

Si en estos titulares, se concretara en lugar del género, la procedencia, raza o color de piel… ¿esas noticias serían racistas?

y por si fuera poco generalmente se estereotipa a las lesbianas maltratadoras como aquellas que son más masculinas…
¿Los gays masculinos son más femeninos en contraposición? Que idiotez.

Atentado contra la constitución española

Lo realmente grave (a mi entender violento), es cuando este comportamiento tiene incidencia en los legisladores, y por ende en las leyes, y eso nos afecta a todos.
Pienso que es un tema muy serio, y los afectados terminan con secuelas graves, como para usarlo de lanza capta-votos.

Por poner un sólo ejemplo de los numerosos que hay de este tipo de violencia:
En el artículo 171.4 de el código penal, se lee lo siguiente:

El que de modo leve amenace a quien sea o haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años, así como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado al interés del menor o incapaz, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta cinco años.

Destacar además, que la pena por un delito del padre, pudiera ser castigada en el/los hijo/a/s, aunque a estos no les afectara real ni potencialmente por si mismo el susodicho delito…

Podría poner más ejemplos de más de lo mismo, el artículo 172.2, etc, etc, etc…
En cuyo texto se puede denotar que si es la mujer la amenazadora, este artículo no se ajusta. Y muy señoras y señores lectores, ¡no hay ningún artículo que contemple la situación contraria!

A mí, me desprotege. ¿Alguien más se siente legalmente desamparado?

Todo ello, a pesar de que en la «Constitución Española de 1978», norma superior, y principal de la que desciende el resto de leyes españolas, reza la igualdad ante la ley de todo individuo, independientemente de su raza, género, o condición sexual, lo cual saben usar benéficamente para su propio interés los mismos políticos que la violan…

¿que autoridad tiene pues este acuerdo firmado por su majestad el rey para con los españoles? ¿No es este un atentado a mano armada contra dicho acuerdo? las armas: las víctimas. ¡DESPRECIABLE!

Toda vez que la palabra mujer aparece en un texto legal con ánimo excluyente o absolutorio, se está conculcando el artículo 14 de nuestra constitución.

Estadísticas

«Domestic Violence: A Two-Way Street»

publicado el lunes 15 de Octubre de 2001 en «Los Angeles Daily Journal» y en «San Francisco Daily Journal», en U.S.A.
(Estos artículos son importantes en el ámbito judicial)

  • Las investigaciones sobre la violencia domestica abrumadoramente establecen que la agresión domestica no es un crimen cometido por los hombres hacia las mujeres, sino uno cometido por ambos, Hombres y mujeres.
    Veteranos del estudio de la violencia domestica como Richard Gelles, Murria Straus, o Susan Steinmetz (quien fue agasajada por el movimiento feminista por su trabajo pionero en la violencia contra las mujeres), lo an reafirmado repetidamente.
  • Estudios llevados a cabo por el «Laboratorio de Investigación de la Familia» (en la Universidad de Hampshire en 1975, 1985 y 1992), que han encontrado que las tasas de abuso eran equivalentes entre esposos y esposas.
  • Martin Fiebert profesor de la Universidad de California Long Beach ha reunido 117 estudios diferentes con mas de 72.000 respuestas que encuentran que la mayoría de la violencia domestica es mutua, y en los casos en que hay un solo miembro abusador, este es hombre o mujer por igual.

Un paréntesis:

De hecho, si las tasas de abusos son equivalentes, y las denuncias inclinan la balanza a que dichos abusos son denunciados por las mujeres más que por los hombres, la evidencia sugiere que el abuso de los maridos sobre sus esposas está decreciendo, mientras que el abuso de las mujeres hacia sus esposos está aumentando.
Gracias en gran parte a la impunidad que favorece a estas, gracias a la alarma social que los medios de comunicación provocan con respecto a ello, y gracias en una pequeña parte al pensamiento generalizado que lleva a la gente de a pié a burlarse de los hombres maltratados, argumentando que: como son el «sexo fuerte», que si les puede una mujer deberían avergonzarse… etc.

Estadísticas penales

Las Estadísticas penales indican que las mujeres sufren con mas frecuencia que los hombres lesiones graves derivadas de la violencia doméstica. Pero (estos datos están malinterpretados), no obstante los estudios muestran que la mujer agredida denuncia el abuso nueve veces mas que el varón abusado, además que se considera violencia doméstica penalmente, actos los cuales si tuvieran como denunciante un hombre no lo serían.

Sugiero pues (si se me permite) estadísticas de hombres y mujeres que admitan haberse callado violencia doméstica sufrida en sus propias carnes, con objeto de poner en tela de juicio dicha estadística.

Violencia en el ámbito familiar

Muchos hombres dudan antes de llamar a la policía porque ellos asumen (con frecuencia de forma correcta), que van a tratarles como delincuentes xenofóbicos violentos.

Por, a saber, el amor que siente por «ella», por poder estar con sus hijos, tal vez el miedo a verse solo, tal vez lo difícil de dar el primer paso, tal vez otras necesidades reales o creadas dependientes de ella, y normalmente más de uno de estos motivos,
Un hombre maltratado no sólo silenciará la violencia a la que está siendo sometido (si fuere consciente), sino que ante sus amigos y/o ante conocidos, no dudará en alardear las artes (amatorias, culinarias o negociadoras), de ella, y seguirá con ella, permitiéndole que una vez arrebatado su espacio, su dignidad, y hasta su vida, lo siga utilizando, humillando, manipulando… y no hará ni el más leve comentario del infierno que esté viviendo, alejándose de ‘todos los suyos’ para no tener que leer en sus rostros ‘su propia vergüenza’.
Y se revelará incluso, contra aquellos que todavía se atrevan a denunciarla, ante su indolencia, su propia situación, porque ello supone una buena faena para él, pues el desamparo y la indefensión jurídica-política amen de las consecuencias para con sus hijos, pertenencias y posiblemente relación con familiares; A lo que sin duda, cualquier hombre por su sexo/género en el estado de derecho español en la actualidad es vulnerable (es una agresión directa).

Todo esto gracias a la violencia mediática, a la que conscientemente o no estamos sometidos, y gracias a la propaganda política que sobre ello se hace, que lleva a los políticos a osar a establecer leyes en cuanto a la «violencia machista» permitiéndole así cumplir algunas de sus «promesas como propaganda electoral», sin darse cuenta, o sin querer darse cuenta, que el propio término «violencia machista» insulta y viola los derechos de un colectivo que supone casi la mitad de la población (las mujeres son mayoría, y lógicamente buscan el voto de la mayoría, y se puede ver el precio que están dispuestos a pagar: la incriminación de todo español masculino que fuere señalado por una mujer como violento).

«Bastante tiempo ha sido de ellos el monopolio de los maltratos» (pensaran algunos), pues apenas es un caso cada mucho tiempo que un titular en el que un hombre es asesinado a manos de su pareja/expareja femenina, abre las noticias. Mientras que, como empezaba esta columna, es muy frecuente ver noticias de mujeres muertas en manos masculinas.

Señores, es «la moda» lo que «vende», y este tipo de noticias tienen más «tirón» (aceptación comercial) para los medios de comunicación.

Que conste que no acuso con ello de manipulación a los medios, no soy quien, pero, lógicamente hay una «selección de noticias», pues de lo contrario, saldrían noticias del palo «fulanito de tal logra sacarse el carné de conducir a la primera…», o «Mi abuela hoy ha hecho lentejas para comer», etc.

Por otra parte un medio de comunicación no puede en un principio calificar un caso como de «violencia doméstica», si no ha sido previamente así tipificado. Cosa que se antoja olvidar inpunemente.

Organizaciones feministas

Las ‘organizaciones Feministas’, sin embargo, mantienen categóricamente que las mujeres son las únicas víctimas de la violencia domestica, y raramente autoras.

Como apunta Pearson, tales organizaciones no están haciendo ningún favor a las mujeres. Negando la existencia de mujeres maltratadoras, las mujeres abusadoras no están recibiendo el tratamiento y los servicios de ayuda que necesitan. Peor aun, manteniéndolas sin castigo, les hacen creer que van a seguir con su abuso indefinidamente.

Esto resulta con frecuencia en una escalada de abuso hacia los hombres (y niños) y a veces, abuso hacia las mujeres, cuando finalmente los hombres se defienden con más violencia.

También apunta Pearson que a causa de la negación por el Feminismo de la violencia femenina, en el maltrato entre lesbianas, las investigaciones claramente indican que es tan común como el maltrato en heterosexuales, (a pesar que las asociaciones feministas defiendan que «son producidos por quien toma el rol masculino». ¿como se puede juzgar quien toma el rol masculino? ¿es necesario que se tomen ambos roles? ¿o es una forma cómoda de inculpar a alguien en caso irresoluble en una pareja homosexual? (por favor, nótese que usé el término «pareja homosexual», en lugar de «pareja de lesbianas», que a mi entender es un término machista, que paradógicamente, usan dichas feministas))

Ni en el caso del hombre ni de la mujer, la violencia domestica puede ser descartada como defensa propia.

De acuerdo con Strauss, por ejemplo, casi el 10 por ciento de las mujeres y el 15 por ciento de los hombres perpetua el abuso a su cónyuge en defensa propia.

Conclusiones

Parece ser que el péndulo se alza a favor del feminismo, para que cuando pierda fuerza el impulso se balancee entre ambos laterales, para descansar finalmente en el centro.
Lo que viene a decir, que es una época de transición, que para acabar con la «violencia de género», la estrategia seguida es ni más ni menos que esa:
El feminismo extremo para que se caiga el péndulo por su propio peso.

Pero, yo te hago una pregunta retórica, querido lector: Existió alguna vez un desequilibrio real?
¿es necesaria tal estrategia? ¿Es lógica en el siglo que vivimos? ¿se es consciente de que en esta época de transición se están juzgando miles de hombres de forma injusta?

En los últimos años, las Feministas han llamado la atención a los hombres abusadores sobre lo despreciable de sus acciones para con las mujeres.
¿Es el momento de hacer lo mismo con las Mujeres Abusadoras? ¿que ha de pasar para que el péndulo siga su curso y caiga? ¿cuantos han de morir? ¿es necesario que se repita la historia y mueran tantos hombres como mujeres han muerto? ¿tan terca es la especie humana que no nos damos cuenta (o no queremos hacerlo) de algo tan evidente?

Provocar la violencia física en respuesta a una agresión psicológica, verbal o de otra naturaleza convierte a la persona que reacciona con violencia en la parte agresora.
Responder con violencia nos convierte en los agresores. por ello ¡NO COMBATAMOS LA VIOLENCIA CON MÁS VIOLENCIA! ¡NI MAS VIOLENCIA MEDIÁTICA!

He de puntualizar: Tenemos legítimo derecho a la defensa propia, y esta es altamente aconsejable cuando la situación se agrava hasta el punto de temer por la vida propia.


[1]: TO-DO: Por desarrollar reflexión sobre los orígenes y móviles de los movimientos feministas, gays, lesbiánicos, proabortistas, y afines, tales como el egoismo, también llamado «derecho a decidir», reveldías, llamadas de atención, afirmación en una identidad propia distinguida, gustos y preferencias.

[2]: TO-DO: Pendiente escribir sobre la actuación correcta de un Católico ante esta realidad, convatiéndola con respeto hacia las víctimas.

[3]: Este artículo es mío, aunque tal vez se puedan encontrar en internet otras versiones del mismo que publiqué hace algunos años. Sí. Me lo he plagiado a mi mismo 😛

Anuncio publicitario

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.