Serie «Definiciones Cristianas Básicas» – 23. El sermón del monte, las bienaventuranzas, el mandamiento de la perfección, la sal de la tierra y la luz del mundo

Sermón Del Monte

  • Dios nos pide mucho más que los mandamientos del Decálogo. Pero no es algo abstracto sino concreto. Nos pide una conducta concreta que podemos encontrar descrita en el Sermón Del Monte, (Capítulo 5 del Evangelio Según San Mateo).

Bienaventuranzas

  • Entre las enseñanzas del SermónDel Monte se encuentra un conjunto de 9 Bienaventuranzas que consisten en pares de conductas y recompensas, y son las siguientes:
    1. «Felices los que tienen alma de pobres,
    porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos» (Mt.5.3).
    2. «Felices los afligidos,
    porque serán consolados» (Mt.5.4).
    3. «Felices los pacientes,
    porque recibirán la tierra en herencia» (Mt.5.5).
    4. «Felices los que tienen hambre y sed de justicia,
    porque serán saciados» (Mt.5.6).
    5. «Felices los misericordiosos,
    porque obtendrán misericordia» (Mt.5.7).
    6. «Felices los que tienen el corazón puro,
    porque verán a Dios» (Mt.5.8).
    7. «Felices los que trabajan por la paz,
    porque serán llamados hijos de Dios» (Mt.5.9).
    8. «Felices los que son perseguidos por practicar la justicia,
    porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos» (Mt.5.10).
    9. «Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de Mí.
    Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; De la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron» (Mt.5.11-12).

    Mandamiento De La Perfección

    • «Sean perfectos como es perfecto El Padre que está en El Cielo» (Mt.5.48).

    Sal de la tierra y luz del mundo

    • «Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar? Ya no sirve para nada, sino para ser tirada y pisada por los hombres. Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre Que Está En El Cielo» (Mt.5.13).
    • «La sal es una cosa excelente, pero si se vuelve insípida, ¿con qué la volverán a salar? Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros» (Mc.9.50). «Jesús les decía: «¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No es más bien para colocarla sobre el candelero? Porque no hay nada oculto que no deba ser revelado y nada secreto que no deba manifestarse. ¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!»» (Mc.4.21-23).
    • «La sal es una cosa excelente, pero si pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar? Ya no sirve ni para la tierra ni para abono: hay que tirarla. ¡El que tenga oídos para oír, que oiga!» (Lc.14.34). «No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado. Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener» (Lc.8.16-18). «Cuando uno enciende una lámpara, no la esconde ni la cubre, sino que la pone sobre el candelero, para que los que entran vean la claridad. La lámpara del cuerpo es tu ojo. Cuando tu ojo está sano, todo tu cuerpo está iluminado; pero si tu ojo está enfermo, también tu cuerpo estará en tinieblas. Ten cuidado de que la luz que hay en ti no se oscurezca» (Lc.11.33-35).

    Este es el capítulo 18º de la Serie «Definiciones Cristianas Básicas», 23ª entrega.

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.