Viudas Y Huérfanos

Es muy importante tener en cuenta, especialmente ahora que se acerca la cuaresma, tiempo de oración, ayuno y limosna, lo que Jesús enseñaba:

«Cuídense de los escribas, a quienes les gusta pasearse con largas vestiduras, ser saludados en las plazas y ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los banquetes;
que devoran los bienes de las viudas y fingen hacer largas oraciones.
Estos serán juzgados con más severidad».

(Lc.20.46-37,Mc.12.38-40,Mt.23.14)

Y los primeros cristianos se ocupaban de ellas:

En aquellos días, como el número de discípulos aumentaba, los helenistas comenzaron a murmurar contra los hebreos porque se desatendía a sus viudas en la distribución diaria de los alimentos.
Entonces los Doce convocaron a todos los discípulos y les dijeron:
«No es justo que descuidemos el ministerio de la Palabra De Dios para ocuparnos de servir las mesas.
Es preferible, hermanos, que busquen entre ustedes a siete hombres de buena fama, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, y nosotros les encargaremos esta tarea.
De esa manera, podremos dedicarnos a la oración y al ministerio de la Palabra».

(Hech.6.1-4)

Pero, los primeros que han de atender a los necesitados son su propia familia. En una grave obligación:

Honra y atiende a las viudas que realmente están necesitadas.
Pero si alguna viuda tiene hijos o nietos, estos deben aprender primero a cumplir con sus deberes familiares y a ser agradecidos con sus padres, porque eso es lo que agrada a Dios.

(1Tim.5.3-4)

Vale… ¡Cuidado con la picaresca!:

Hay viudas que lo son realmente, porque se han quedado solas y tienen puesta su confianza en Dios, consagrando sus días y sus noches a la súplica y a la oración.
Pero la que lleva una vida disipada, aunque viva, está muerta.

(1Tim.5.5-6)

¡Pero aún más cuidado con la incredulidad!

Incúlcales esto para que sean irreprochables:
el que no se ocupa de los suyos, sobre todo si conviven con él, ha renegado de su fe y es peor que un ateo.

(1Tim.5.7-8)

Por eso yo prefiero ser ingenuo. Si me engañan sin ser mi culpa, no es mi responsabilidad, sino la de quien me engaña.
Además, tengo la costumbre de extender el concepto de familia hacia todos los hermanos en la fe, no necesariamente consanguíneos.

Por su parte, los necesitados no están exentos de ayudar, eh.
Muy al contrario, su sacrificio tiene muchísimo más valor para El Señor:

Jesús se sentó frente a la sala del tesoro del Templo y miraba cómo la gente depositaba su limosna.
Muchos ricos daban en abundancia.
Llegó una viuda de condición humilde y colocó dos pequeñas monedas de cobre.
Entonces ÉL llamó a sus discípulos y les dijo:
«Les aseguro que esta pobre viuda ha puesto más que cualquiera de los otros,
porque todos han dado de lo que les sobraba,
pero ella, de su indigencia, dio todo lo que poseía, todo lo que tenía para vivir».

(Mc.12.41-44, Lc.21.1-4)

Concretando… ¿Quienes son esos necesitados a los que hay que socorrer?

Al cabo de tres años, deberás separar la décima parte de todo lo producido ese año, y lo depositarás en la puerta de tu ciudad.
Entonces vendrá a comer el Levita, ya que Él no tiene posesión ni herencia contigo;
y lo mismo harán el extranjero, el huérfano y la viuda que están en tus ciudades,
hasta quedar saciados.
Así el Señor te bendecirá en todas tus empresas.

(Deut.14.28-29)

El tercer año, el año del diezmo,
cuando tomes la décima parte de tus cosechas y se la des al Levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda,
a fin de que ellos puedan comer en tus ciudades hasta saciarse,
dirás en presencia del Señor, tu Dios:

«Yo saqué de mi casa lo que debía ser consagrado,
y se lo di al Levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda,
conforme al mandamiento que tú me diste,
sin quebrantar ni olvidar ninguno de tus preceptos.

(Deut.26.12-13)

¿Pero el diezmo no era para los Levitas (Sacerdotes)?

Yo doy como herencia a los Levitas todos los diezmos de Israel, a cambio de los servicios que prestan en la Carpa del Encuentro.

(Num.18.21)

Concretando:

  • Pues había que socorrer a los Sacerdotes (Levitas) dado que ellos no tenían posesiones ni herencias entre los Israelitas, con quienes vivían para servirles sirviendo a Dios, y, a las viudas, a los huérfanos, a los extranjeros, y etcétera. Sí. También a los etcéteras…
  • Resulta que las viudas están necesitadas por haberse quedado sin marido que las sostenga; los huérfanos lo son por que dependen de sus madres viudas.
    Las viudas tienen una necesidad sobrevenida a lo largo del acontecer de su historia; los huérfanos desde una etapa muy temprana.
    Las viudas perdieron su sustento; los huérfanos nunca pudieron llegar a ganárselo.
  • Los extranjeros sufren las necesidades inherentes a la falta de cercanía o contacto con su familia, la falta de tutela efectiva de su país que no puede extenderse más allá de sus fronteras, las leyes que discriminan positivamente al nativo, las que lo hacen negativamente hacia el extrangero, las diferencias culturales y lingüísticas, las educativas, la no convalidación de títulos académicos o profesionales y demás diferencias de criterios interestatales (en España incluso se dan entre comunidades autónomas), las diferencias laborales, la explotación, el razismo.
  • y los etcéteras… Por que el baremo no es monetario, ni de status social, ni otro que podamos medir con un par de variables:
    Hay muchas causas de estado de necesidad personal. Enfermedades, incapacidades/discapacidades/minusvalías/… (y demás eufemismos para no ofender y evitar que se den por ofendidos o disimular, que versan sobre carencias totales o parciales sobre algunas habilidades o capacidades humanas).

La religiosidad pura y sin mancha delante de Dios, nuestro Padre, consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas cuando están necesitados, y en no contaminarse con el mundo.

(Sant.1.27)

Así de sencillo. Esta es la clave, esta es la única condición a evaluar: cuando están necesitados; y no que sean viudas, huérfanos, extrangéros, estén enfermos, hayan tenido una desgracia personal -sea temporal o permanente-, o estén apartados de los recursos por cualquier causa.
Lo relevante es que estén necesitados. Si están necesitados, hay que ayudarles, y punto.
E incluso ellos, también han de ayudar.

Los gobiernos, en especial los comunistas, anarquistas, y regímenes afines, con política de trasladar el poder al pueblo reduciéndoselo al gobierno, (que es otro extremo del totalitarismo), conceden ayudas (aunque mínimas y mal repartidas) a los necesitados, incluyendo a las viudas, los huérfanos, los extranjeros, los heridos de guerra, las víctimas de terrorismo, a los minusválidos, a los accidentados en el trabajo, a los demás enfermos, a los reclusos…

  • 👍 Está bien que se ayude a los necesitados.
    👏 Está bien que se implique el gobierno.
  • 😒 Está mal, muy mal, y aquí y ahora lo quiero denunciar, que se laven las manos los ciudadanos.
    🤢 Está peor, mucho peor, que se desentiendan los que se dicen Cristianos. Flaco favor le hacen al Cristo.

La situación actual -y me limito a testimoniar lo que he presenciado- es la siguiente:

  1. Enfermos, -incluyendo minusválidos-, unos que lo son desde la infancia (a modo de los huérfanos) y otros en su vida adulta (a modo de las viudas), a los que por no poder trabajar se les llama vagos, y si están cobrando alguna pensión, se les reclama «estar chupando del bote», cuando, según lo visto en este mismo escrito, son ellos los que deberían ayudarles… ¡desvivirse por ellos!
    Sí, lo digo para su vergüenza. ¿Alguien ha escuchado alguna vez a estos enfermos reclamar esta subversión, como yo aquí y ahora lo hago? Seguramente, no, nunca; y no por ello es menos grave.
    Esto está ocurriendo. Doy Fe.
  2. Indigentes a los que se les cuestiona que pidan ayuda, y, con total desfachatez se les pregunta sin ningún rubor en qué emplearán el dinero que quizás de cualquier forma no pensaban darle.
    Sí… ¡Cuidado con la picaresca! pero, ¡aún más cuidado, que «el que no se ocupa de los suyos, sobre todo si conviven con él, ha renegado de su fe y es peor que un ateo»! (1Tim.5.8).
    ¿Qué jefe pregunta a sus empleados en qué se van a gastar el dinero, y en función de eso les pagará más, menos o nada?
    Lo presencio a menudo.
  3. Necesitados a los que se les niega la ayuda presuponiendo que ya les ayudan o ayudarán otros, y así cíclicamente se pasan la pelota entre familiares, demás ciudadanos, y organismos.
    Lo veo a diario.
  4. Sacerdotes, Obispos, conferenciantes, y, en resumen, personalidades con autoridad moral que, educando en como ayudar a los necesitados, de facto cierran las puertas al ejercicio del auxilio que dicen promover, instruyendo en el sentido de negar la ayuda directa y derivar al necesitado a los organismos establecidos, amedrentando so pretexto de falsa prudencia para coaccionar a la negación del auxilio, o, dado el raro caso de que lo aprueben, hacen que la ayuda sea ineficaz o impracticable con instrucciones del todo inconvenientes tanto para el necesitado como para el ayudante.
    Suelo manifestar mi desaprobación abandonando ruidosamente la reunión cada vez que esto ocurre.
  5. Un entramado de organismos caritativos y antropológicos que, -por más buena que sea la intención-, en lugar de una ayuda efectiva destinada a erradicar la situación de la que se desprende la necesidad concreta de cada individuo, perpetúan la pobreza con una maraña de recursos que siendo insuficientes son incompatibles entre sí, perjudicando seriamente al necesitado, cuya autonomía limitan en lugar de promover.
    Por desgracia lo conozco profundamente, así como sé que en la mayoría de casos, la intención es buena.
  6. ¿De qué sirve si uno de ustedes, al ver a un hermano o una hermana desnudos o sin el alimento necesario, les dice:
    «Vayan en paz, caliéntense y coman»,
    y no les da lo que necesitan para su cuerpo?

    (Sant.2.15-16)

    El Señor en su santa Morada es padre de los huérfanos y defensor de las viudas.

    (Sal.68.6)

    Sé un padre para los huérfanos y como un marido para su madre:
    así serás como un Hijo Del Altísimo y Él te amará más que tu propia madre.

    (Ecli.4.10)

6 comentarios sobre “Viudas Y Huérfanos

  1. Ha sido excelente.
    Es cierto todo lo que dice en este artículo.
    JONATAN Dios te siga ayudando y bendiciendo te por cada cosa que hace para que otras personas lo pueda leer y sobre todo le haga bien a du vida.
    Gracias.

    Me gusta

  2. Creo que ya no podré mirar a los minusválidos de la misma manera. Qué egoístas somos a veces… aunque sea sin darnos cuentas. Claro que tenemos que desvivirnos por ellos. Y sé que nadie en su lugar, se quejaría de que no les demos lo que les pertenece. A mí me has concienciado tío.

    Me gusta

  3. No es oro todo lo que reluce.
    Una amiga y yo, -y lo sabes-, cuando estudiábamos en la uni, íbamos a pedir al metro para salir de fiesta los fines de semana, y decíamos con toda la jeta que era para botellón. Lo raro es que había mucha gente que nos daba dinero sabiendo que no los necesitábamos… Bueno… en realidad sí lo necesitábamos, que si no, no podíamos salir. Jajaja.

    Me gusta

    1. Sí… bueno…: Pero a tí aún no se te ha pasado lo gamberra.

      Aquí hay un chaval que pide, y dice que ese es su trabajo. Nosotros lo sabemos, los de aquí lo conocemos bien, y también le damos dinero de vez en cuando.

      No todo el que pide tiene una necesidad extrema, ni todo necesitado pide.
      Creo que hay que conocer a las personas, establecer relaciones personales sin prejuicios. Pero por favor, no tener la desfachatez de ir de buenas cuestionándole descaradamente. Me parece de muy mal gusto someter a alguien a un interrogatorio inquisitorio, sólo porque esté pidiendo dinero en la calle; si estuviera en otra situación, pienso que a nadie se le ocurriría hacer algo así. Un poquito de vergüenza y saber estar, por favor.

      Me gusta

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.