Esta Profecía se cumple hoy y se cumplirá mañana

Yo voy a recitar un poema, a revelar enigmas del pasado.

El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
pero mientras todos dormían vino su enemigo, sembró cizaña en medio del trigo y se fue.
Cuando creció el trigo y aparecieron las espigas, también apareció la cizaña.
Los peones fueron a ver entonces al propietario y le dijeron:
«Señor, ¿no habías sembrado buena semilla en tu campo? ¿Cómo es que ahora hay cizaña en él?».
Él les respondió:
«Esto lo ha hecho algún enemigo».
Los peones replicaron:
«¿Quieres que vayamos a arrancarla?».
«No, -les dijo el dueño-, porque al arrancar la cizaña, corren el peligro de arrancar también el trigo.
Dejen que crezcan juntos hasta la cosecha, y entonces diré a los cosechadores:
Arranquen primero la cizaña y átenla en manojos para quemarla, y luego recojan el trigo en mi granero».

(Mt.13.24-30)

Todo esto lo decía Jesús a la muchedumbre por medio de parábolas,
y no les hablaba sin parábolas, para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta:

Hablaré en parábolas,
anunciaré cosas que estaban ocultas
desde la creación del mundo.

(Mt.13.34-35)

Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra,
por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños.
Sí, Padre, porque así lo has querido.

(Mt.11.25-26)

No les hablaba sino en parábolas, pero a sus propios discípulos, en privado, les explicaba todo.

(Mc.4.34)

Yo voy a recitar un poema,
a revelar enigmas del pasado.

(Sal.78.2)

  • El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre;
  • el campo es el mundo;
  • la buena semilla son los que pertenecen al Reino;
  • la cizaña son los que pertenecen al Maligno,
  • y el enemigo que la siembra es el demonio;
  • la cosecha es el fin del mundo
  • y los cosechadores son los ángeles.

(Mt.13.37-39)

La «cizaña» es una planta nociva muy semejante al «trigo», de manera que cuando están juntos no se les puede distinguir fácilmente hasta que el trigo no produce espigas. De ahí que Jesús nos diga con esta parábola que no tratemos de arrancarla: ÉL ama su cosecha y no quiere perder ni un granito, ni mucho menos, ningúna espiga. De cualquier forma, no nos deja en la fatalidad de la incertidumbre sino que al tiempo de recomendarnos prudencia y no juzgar, nos indica como reconocer al trigo y a la zizaña, por sus frutos.

No juzguen según las apariencias, sino conforme a la justicia».
No juzguen, para no ser juzgados. Porque con el criterio con que ustedes juzguen se los juzgará, y la medida con que midan se usará para ustedes.
No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.

(Jn.7.24; Mt.7.1-2; Lc.6.37)

Por sus frutos los reconocerán.
¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los cardos?
Así, todo árbol bueno produce frutos buenos y todo árbol malo produce frutos malos.
Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo, producir frutos buenos.
Al árbol que no produce frutos buenos se lo corta y se lo arroja al fuego.
Por sus frutos, entonces, ustedes los reconocerán.

(Mt.7.16-20)

Esto no debe ser pretexto para abdicar de nuestras dulces obligaciones:

  1. Cuando yo diga al malvado: «Vas a morir»,
    si tú no se lo adviertes, si no hablas para advertir al malvado que abandone su mala conducta, y de esa manera salve su vida,
    el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre.
    Si tú, en cambio, adviertes al malvado y él no se convierte de su maldad y de su mala conducta,
    él morirá por su culpa, pero tú habrás salvado tu vida.
    Y cuando el justo se aparte de su justicia para hacer el mal,
    Yo lo haré tropezar, y él morirá porque tú no se lo has advertido:
    morirá por su propio pecado y no le serán tenidas en cuenta sus obras de justicia,
    pero a ti te pediré cuenta de su sangre.
    Si tú, en cambio, adviertes al justo para que no peque y el justo no peca,
    él vivirá porque ha sido advertido, y tú habrás salvado tu vida.

    (Ez.3.18-21)

  2. El que ve a su hermano cometer un pecado que no lleva a la muerte, que ore y le dará la Vida.
    Me refiero a los que cometen pecados que no conducen a la muerte, porque hay un pecado que lleva a la muerte; por este no les pido que oren.

    (1Jn.5.16)

    Este pecado que lleva a la muerte, en sus dos vertientes, cisma y heregía, se describen en 1Jn.2.18-19 y en 1Jn.4.1 (donde confesar a Cristo implica TODA su doctrina, y no como los demonios, que creen, y sin embargo, tiemblan (Sant.2.19)).

Y ahora…

  1. Jesús ya comenzó la siembra, y con toda Su Autoridad nos encomendó a seguir exparciendo Su Buena Semilla (Mt.28.18-20); Esto es lo que debemos hacer, y no tratar de ir arrancando zizaña del mundo, lo cual tenemos contraindicado por Dios: Al mal no se le combate con mal, sino con el Bien.
  2. El maligno ya hizo de las suyas, y los que le sirven, aunque no sean conscientes de que le están sirviendo a él en vez de a Dios, son los que continúan esa destructiva obra.
  3. entonces diré a los cosechadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en manojos para quemarla, y luego recojan el trigo en mi granero».
    Así como se arranca la cizaña y se la quema en el fuego,
    de la misma manera sucederá al fin del mundo.
    El Hijo del hombre enviará a sus ángeles,
    y estos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal,
    y los arrojarán en el horno ardiente:
    allí habrá llanto y rechinar de dientes.
    Entonces los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre.

    ¡El que tenga oídos, que oiga!

    (Mt.13.30,40-43)

En el contexto de la evangelización, el peligro está en que la zizaña ahogue al trigo. Por eso debemos tantear y sembrar en buen terreno (Mt.13.3-9), preparándolo previamente si es necesario, y no hechar perlas a los cerdos (Mt.7.6).
La zizaña se enreda por todos lados, pero, si las raíces están bien hechadas en buen terreno, no será más que una leve molestia: Por esto es importantísimo una evangelización apologética; dar una formación dotada de los mecanismos de defensa necesarios para cuando el tiempo arrecie, ya que, si Dios no lo remedia, con toda seguridad, el invierno llegará, y lo hará después del azote del otoño, y quién sabe si el trigo sitiado verá una nueva primavera.

«Estén atentos y cuídense de la levadura de los fariseos y de los saduceos».

(Mt.16.6)

¿Cómo no comprenden que no me refería al pan?
¡Cuídense de la levadura de los fariseos y de los saduceos!».
Entonces entendieron que les había dicho que se cuidaran, no de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.

(Mt.16.11-12)

Y sí, también debemos enseñar a que se cuiden de esas levaduras. Jesús lo hizo. Mejor prevenir que curar, lo cual sólo se puede hacer antes que se gangrene. Seamos prudentes, al menos, previsores.

Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede.
Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede.
¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente?

(Lc.12.54-56)

Y yo digo que esta profecía, -la de la parábola-, no se refiere a algo pasado, sino que Esta profecía se cumple hoy y mañana, y lo hará hasta el final.
No seamos hipócritas, como si no discirniéramos el tiempo presente… A Dios no le engañamos.

Creo que queda muy claro, que está patente quien une a La Iglesia De Dios y quien la rompe en miles de pedacitos: He ahí malos frutos por los que hemos de conocer a los que tienen palabras que dividen, y eso es lo que significa «Diablo»: Bocablo que divide.
Es que la gente suele asociar al diablo con un tío mu feo con cuernos y sin rodillas…

Un comentario sobre “Esta Profecía se cumple hoy y se cumplirá mañana

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.