La Experiencia Personal De Dios

A Abraham le dispuso a sacrificar en holocausto a su único hijo, el que tanto ama, Isaac, en la montaña que Dios le indicó de la región de Moria; a San Pablo le hizo caer del caballo; a San Mateo, abandonar la más que lucrativa recaudación de impuestos; a la Samaritana que recogía agua en el pozo de Jacob (en Sicar) le hizo reconocer su pecado, creer y evangelizar a todo un poblado; a Santa Teresa de Ávila, exclamar: “si así tratas a tus amigos ahora comprendo por qué tienes tan pocos”; a mí, a escribir este artículo; ¿y a ti…?

  • ¡Ah! ¿Que piensas que eso es imaginación, cuento, o hasta engaño? ¿Pero tú crees en Dios?
  • ¡Ah! ¿Que crees que es sólo posible, o incluso hasta probable, pero reservado para un pequeño puñado de seres afortunados?
  • ¡Ah! ¿Que crees y predicas que la experiencia personal de Dios es necesaria, pero en tu fuero interno la tienes por harto Subjetiva o Abstracta? ¿A caso piensas que está reservada para quien está limpio de toda culpa y es inaccesible para la mayoría de los mortales?

Recuerdo que en navidad del año 2008 ó del 2009, que decidí no ir con la familia, y en su lugar estuve en un convento participando de la liturgia de las horas, de la llamada Misa Del Gallo, y después volví a casa. Pero me quedé rezando largo tiempo, arrodillado encima de una silla… (rarezas de uno), sólo. Seguía con gran fervor una celebración que retransmitía Radio María, cuando sentí la presencia del niño Jesús en mis brazos extendidos. Me lo aproximé al pecho, y estuve meciéndole. Supongo que si alguien me hubiese visto en esa situación habría llamado rápidamente a algún médico de salud mental. Cuando me di cuenta, ya estaba saliendo el sol, y mis rodillas estaban entumecidas a pesar de estar sobre una superficie blanda. ¿Alucinación paranoide? Más bien de tal alucinación podría yo tachar a quien lo niegue prefiriendo creer cualquier otra cosa antes que aceptar que esa fue mi experiencia sensible.

Pero no es necesario llegar a eventos de ese tipo. Basta saberse escuchado en la oración o acompañado por aquel mismo Cristo a quien acompañas en el Sagrario. Y allí, sé que ÉL está conmigo, se que yo estoy con ÉL, y sé que si estoy, es por que ÉL lo ha querido y permitido.

Y, Dios, que sabe de que materia nos ha hecho, dijo a Santo Tomás Apóstol “Dichosos los que crean sin ver”: ojo, que no es lo mismo que decir “desdichados los que crean habiendo visto”. ¡ni mucho menos!
Más, si pretendemos experimentar la relación personal con Dios, no es para creer, sino precisamente, por haber creído.
Por eso deseamos obtener alguna respuesta suya. Y créanme, que su respuesta siempre está ahí, aunque a veces no sepamos verla, o prefiramos atribuir otra causa a lo debido a la Divina Providencia. Tozudos que llegamos a ser…

ÉL es fiel, aunque yo no lo sea. De hecho, ÉL, que sabe lo que necesito, más me deja notarle cuando peco, y así no puedo resistirme a Su seducción. Entonces le pido auxilio, y me per-dona todo lo que por mi culpa había per-dido.

Y ahora te voy a contar un secreto, pon la lupa: “No tengas miedo”, dice El Señor 365 veces en La Biblia, una por cada día del año: “No tengas miedo”. Llámale “Abba”, en tu intimidad más interna. Hazlo con disposición de ternura, confianza absoluta, abandono en ÉL: Inmediatamente le experimentarás si estás bien dispuesto, si lo haces con un ánimo sincero, no mera curiosidad o someterle a prueba, si no, -repito-, con un ánimo sincero. ¿Sabes? ÉL se deja encontrar por quien le busca de corazón.

Un comentario sobre “La Experiencia Personal De Dios

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.