Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden

Jesucristo nos enseña a orar diciendo: Perdona nuestras ofensas (Mt.6.9-13)

El destinatario de la oración queda patente, es lo primero que decimos según él instruyó: Padre Nuestro Que Estás En El Cielo; vale, y ¿Cuál es el sujeto?

Primera persona del plural, sí, pero en ese conjunto acotado nombrado como «nos», ¿tenemos presente al hermano que pide perdón por habernos ofendido?
Porque «nosotros», también puede ser un «yo» en la medida que lo estoy rezando, y el «yo» del otro, en la medida que lo reza él.

Sigue leyendo «Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden»

Anuncio publicitario

La Experiencia Personal De Dios

A Abraham le dispuso a sacrificar en holocausto a su único hijo, el que tanto ama, Isaac, en la montaña que Dios le indicó de la región de Moria; a San Pablo le hizo caer del caballo; a San Mateo, abandonar la más que lucrativa recaudación de impuestos; a la Samaritana que recogía agua en el pozo de Jacob (en Sicar) le hizo reconocer su pecado, creer y evangelizar a todo un poblado; a Santa Teresa de Ávila, exclamar: “si así tratas a tus amigos ahora comprendo por qué tienes tan pocos”; a mí, a escribir este artículo; ¿y a ti…?
Sigue leyendo «La Experiencia Personal De Dios»

Evangelizar en internet

[1Cor.2.1] Por mi parte, hermanos,
cuando los visité para anunciarles el misterio de Dios,
no llegué con el prestigio de la elocuencia o de la sabiduría.
[1Cor.2.2] Al contrario,
no quise saber nada fuera de Jesucristo,
y Jesucristo crucificado.
[1Cor.2.3] Por eso, me presenté ante ustedes débil, temeroso y vacilante.

[1Cor.2.4] Mi palabra y mi predicación no tenían nada de la argumentación persuasiva de la sabiduría humana, sino que eran demostración del poder del Espíritu,
[1Cor.2.5] para que ustedes no basaran su fe en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

Sigue leyendo «Evangelizar en internet»

Hoy puede ser el último día, ese Apocalípsis tan temido, el primero, oh esperado, de esa Vida Nueva, oh eterna, hoy puede marcar la diferencia.

Hoy tu mundo viejo, dará paso a un mundo nuevo, sólo para ti, si te lo propones. Sí. Este mundo tuyo, es tuyo. Obsérvalo todo. Disfrútalo todo. Las estrellas, el mar, el sol, la naturaleza. Todo esto es para ti. Sólo para ti. Todo esto lo ha diseñado Dios, sólo para que tú tengas espacio, tiempo, experiencia, argumentos y medios,, para decirle que sí. Para sumarte a su Alianza De Amor. Amor Del Bueno. Amor Del Bello. Amor Sincero. Amor Incomparable. Amor Inigualable. Amor Eterno. Sólo para ti. Hoy ahora, si quieres, puede ser tu conversión.
Sigue leyendo «Hoy puede ser el último día, ese Apocalípsis tan temido, el primero, oh esperado, de esa Vida Nueva, oh eterna, hoy puede marcar la diferencia.»

TE ADORO

Te Adoro le dice un padre a su hijo; Te adoro, un enamorado a quien despierta su ternura y pasión.

Que adorable, decimos al contemplar la fragilidad de un pajarillo, que adorable la belleza, la lealtad, la honradez, el bien y el amor.
Que expresión más elocuente, y adoramos sólo a Dios. Que lo duden si quieren, yo lo tengo claro…

Te adoramos Padre Eterno, a TI, sólo a TI, y a Ti en los Tuyos, en lo Tuyo, en tu recuerdo, en tu deseo, en tu honor.

Sigue leyendo «TE ADORO»