Postrado ante la cruz, en la que has muerto

Postrado ante la cruz, en la que has muerto
y a la que yo también te he condenado,
sólo puedo decirte que hoy lo siento,
sólo puedo decirte que hoy te amo,
y te pido perdón por mis errores.
y te pido perdón por mis pecados.

Perdóname, Señor, hoy me arrepiento.
Perdóname, mi Dios crucificado.
Sigue leyendo «Postrado ante la cruz, en la que has muerto»

Anuncio publicitario

27 DE FEBRERO: SAN GABRIEL DE LA DOLOROSA

Patrono de los Jóvenes laicos que se dedican al apostolado.

Nació en Asís (Italia) en 1838. Su nombre en el mundo era Francisco Possenti. Era el décimo entre 13 hermanos. Su padre trabajaba como juez de la ciudad.

A los 4 años quedó huérfano de madre. El papá, que era un excelente católico, se preocupó por darle una educación esmerada, mediante la cual logró ir dominando su carácter fuerte que era muy propenso a estallar en arranques de ira y de mal genio.

Tuvo la suerte de educarse con dos comunidades de excelentes educadores: los Hermanos Cristianos y los Padres Jesuitas; y las enseñanzas recibidas en el colegio le ayudaron mucho para resistir los ataques de sus pasiones y de la mundanalidad.

Sigue leyendo «27 DE FEBRERO: SAN GABRIEL DE LA DOLOROSA»

La Baraja

Causa seguida contra el soldado del batallón de Bailén, Andrés Espinosa Montero.

CERTIFICO:

Que estando la fuerza de este batallón el día 6 de abril de 1870 oyendo misa, observó el sargento Laureano Campos que mientras se celebraba el Santo Sacrificio de la Misa, el soldado citado sacó una baraja y con ella en la mano la repasaba con la mayor atención.

Dio parte por escrito el sargento citado y le llevaron conducido al calabozo al soldado de referencia.
Se constituyó el expediente y le tomaron declaración los jefes del batallón.

Sigue leyendo «La Baraja»

Por el pecado muere Dios

Jesús de Nazaret, el Cristo, La Segunda Persona De La Santísima Trinidad, Dios, fue maltratado hasta el extremo, por el pecado.
ÉL cargó con nuestras culpas, las hizo suyas, y el peso de estas le aplastaron; Y al mismo tiempo, es nuestra culpa su Martirio, fuimos nosotros, hombres, quienes le colgamos en la cruz, como se cuelga un cuadro en la pared, pero con más clavos.

 

Y no se trata precisamente de una «muerte dulce» «de esas», o a saber que eufemismo inventarán las malas lenguas.
Fue un martirio amargo.

Para que no quede duda, cuando tubo sed, le ofrecimos vinagre, -que como habrá acertado a adivinar es… ¡vino agrio: amargo!-.

Sigue leyendo «Por el pecado muere Dios»

Mano corrupta

El que esté libre de pecados que tire la primera piedra;
El que realmente lo está, no las tira;
Y yo, mano hacedora de perversión,
lanzo las más grandes que permiten mis fuerzas.
Libres de chinas y grava,
limpios del más fino polvo,
molidos por las inmensas rocas,
sin reclamo de tregua gimen los pies
que tan lejos paso a paso por el Camino portan
el testimonio de la Palabra, la Verdad y la Vida,
a las periferias existenciales cercanas y remotas.

Sigue leyendo «Mano corrupta»

Testimonio del Beato Cardenal Van Thuan

En el campo de reeducación estábamos divididos en grupos de 50 personas;
Dormíamos en un lecho común: Cada uno tenía derecho a 50 cm…
Nos arreglamos para que hubiera cinco católicos conmigo.
A las 21.30 había que apagar la luz y todos tenían que irse a dormir.
En aquel momento me encogía en la cama para celebrar la misa, de memoria, y repartía la comunión pasando la mano por debajo de la mosquitera.

(Beato Cardenal Van Thuan)

Me sorprendí barriendo mis pedazos. Mi voluntad fue insuficiente

Email personal

Asunto:
Me sorprendí barriendo mis pedazos.
Para:
Don Miguel, El Cura Que Habla De Jesucristo.
De: Su servidor, el del blog vecino.
Fecha:
Un par de días ago.
Hora:
El reloj me comenta, informa, amenaza, advierte o recuerda que son más de las 07:20 y aún no fuy capaz de cerrar el ojo derecho… y el izquierdo tampoco.
Estado:
Desvelado.

Nota, este email no tiene nada de resumido ni de corto, y es totalmente por falta de capacidad. ¿Será el sueño y/o el insomnio? Pregunto por si me puedo excusar.

Sin más preámbulos procedo a soltarte… a soltarme… esto…:

Sigue leyendo «Me sorprendí barriendo mis pedazos. Mi voluntad fue insuficiente»