Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden

Jesucristo nos enseña a orar diciendo: Perdona nuestras ofensas (Mt.6.9-13)

El destinatario de la oración queda patente, es lo primero que decimos según él instruyó: Padre Nuestro Que Estás En El Cielo; vale, y ¿Cuál es el sujeto?

Primera persona del plural, sí, pero en ese conjunto acotado nombrado como «nos», ¿tenemos presente al hermano que pide perdón por habernos ofendido?
Porque «nosotros», también puede ser un «yo» en la medida que lo estoy rezando, y el «yo» del otro, en la medida que lo reza él.

Sigue leyendo «Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden»

Anuncio publicitario

Hola. Tenemos que hablar.

¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes?
Y ¿Cómo estarás mañana? ¿Cómo quisieras estar? ¿Cómo te querrías sentir? ¿Cómo preferirías estar, bien o mal?
¿A que te gustaría ser feliz y estar bien y no preferirías encontrarte mal? ¿Te cuesta creer que es posible?
¿Tienes esperanzas de conseguirlo? ¿tienes miedo a las falsas ilusiones?
Entonces, usemos la razón, la lógica. Vamos a lo seguro para evitar las decepciones.
Sigue leyendo «Hola. Tenemos que hablar.»

Ya te estás muriendo, ¿lo sabes no?

Reflexiona y respóndete sinceramente: ¿Si mueres ahora mismo, crees que estás preparado para ir al Cielo?

La pandemia actual, los terremotos, huracanes, maremotos y terremotos, las enfermedades y las pérdidas de habilidades y achaques de la edad te avisan: Te estás muriendo y cada vez te queda menos vida.

¿Y aún no has creído a Dios?

El que cree en ÉL, no es condenado;
el que no cree, ya está condenado,
porque no ha creído en el Nombre Del Hijo Único De Dios.

(Jn.3.18)

¿Creer qué?

Sigue leyendo «Ya te estás muriendo, ¿lo sabes no?»

¿…Apologética…?

Por favor, no se desvirtúe la «apologética» en la «pelea de gallos» dialéctica a la que nos tienen acostumbrados los que podemos ver purulando groseramente por las redes sociales, chats, blogs y demás foros de internet.

En necio ejercicio de su soberbia, se emplean en derrotar a cualquier precio a su oponente para más inflamar su ego, debatiendo para arrebatar ¿la razón? en cualquier asunto, no importando cuan nimio sea.
Incluso, patéticamente, cuando sin percatarse caminan en la misma dirección, siguen contendiendo, intentándose regatear uno al otro la pelota de la pleiteada victoria.

Sigue leyendo «¿…Apologética…?»

Serie «Definiciones Cristianas Básicas» – Versión completa en PDF

Este documento es un recurso didáctico donde se recopilan unas cuantas definiciones sobre algunos aspectos prácticos de nuestra Fe.
Tengo la intención de complementarlo con otros documentos de mecánica similar, o bien, actualizar este, hasta abarcar el conjunto mínimo de materias necesarias que debe comprender un cristiano.

Serie Definiciones cristianas Básicas (Descargar en PDF). – Versión completa – Agosto del 2019

Entre las materias faltantes se encuentran las Cuestiones Existenciales, la Revelación, el Conocimiento De Dios, los Sacramentos, la Moralidad Cristiana, la Práctica Religiosa, la Oración…
Algunos de estos asuntos ya se han tratado en este blog, y otros, están agendados.

Serie «Definiciones Cristianas Básicas» – 01. ¡Por qué? / ¿Para qué?

«Se te ha indicado, hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor:
Nada más que practicar la justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente con Tu Dios» (Miq.6.8).

Este es un lenguaje que muchos se niegan a entender: Dios nos hace libres, sí, pero también nos exige cosas; Lo que indica el Sagrado Autor no sólo es Bueno, sino que también es Obligatorio, y, para poder cumplir las exigencias, debemos conocerlas.
Despogémonos de prejuicios, y no nos neguemos a entender lo que nos pueda incomodar. «Examínenlo todo y quédense con lo bueno» (1Tes.5.21).

Sigue leyendo «Serie «Definiciones Cristianas Básicas» – 01. ¡Por qué? / ¿Para qué?»