La ley dada por los ángeles

[Hech.7.53] los que recibieron la Ley por intermedio de los ángeles y no la cumplieron».

Y es que, según una tradición rabínica, la Ley fue promulgada por medio de los ángeles.

[Heb.2.2] Pues si la palabra promulgada por medio de los ángeles obtuvo tal firmeza que toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,
[Heb.2.3] ¿cómo saldremos absueltos nosotros si descuidamos tan gran salvación? La cual comenzó a ser anunciada por el Señor, y nos fue luego confirmada por quienes la oyeron,
[Heb.2.4] testificando también Dios con señales y prodigios, con toda suerte de milagros y dones del Espíritu Santo repartidos según su voluntad.

Anuncio publicitario

La constante persecución a los profetas

[Hech.7.52] ¿Hubo algún profeta a quien ellos no persiguieran? Mataron a los que anunciaban la venida del Justo, el mismo que acaba de ser traicionado y asesinado por ustedes,…

EL Justo con mayúsculas es Jesucristo.

[1Jn.2.1] Hijos míos, les he escrito estas cosas para que no pequen.
Pero si alguno peca,
tenemos un defensor ante el Padre:
Jesucristo, El Justo.

Sigue leyendo «La constante persecución a los profetas»

No resistan al espíritu santo

[Hech.7.51] ¡Hombres rebeldes, paganos de corazón y cerrados a la verdad! Ustedes siempre resisten al Espíritu Santo y son iguales a sus padres.

[Heb.3.7] Por eso, como dice el Espíritu Santo: «Si oís hoy su voz,
[Heb.3.8] no endurezcáis vuestros corazones como en la Querella, el día de la provocación en el desierto,
[Heb.3.9] donde me provocaron vuestros padres y me pusieron a prueba, aun después de haber visto mis obras
[Heb.3.10] durante cuarenta años. Por eso me irrité contra esa generación y dije: Andan siempre errados en su corazón; no conocieron mis caminos.

[Heb.3.11] Por eso juré en mi cólera: ¡No entrarán en mi descanso!»

Sigue leyendo «No resistan al espíritu santo»

Sobre El Bautismo…

Como iba diciendo, el Bautismo comenzó siendo un rito de purificación, no sólo corporal, sino, y sobretodo, espiritual, pero, que por Voluntad De Dios, por Su Designio, -desde el principio Dios tenía ese propósito para el Bautismo y no es que sea un cambio fortuito o improvisado-, acabó sustituyendo a la Circuncisión (Gn.17.12-13), y por lo tanto, asumiendo la función de este como rito necesario (Jn.3.5) para entrar a formar parte del Reino De Dios, ya más que como Pueblo De Dios, como Familia Suya (Mt.12.50, Mc.3.35, Jn.6.49-58).

Sigue leyendo «Sobre El Bautismo…»

El Culto Divino

  • ¿Por qué en un momento no puedo hacer imágenes, luego sí, más tarde depende…?
  • ¿Por qué puedo darle a mi enemigo una paliza ejemplar, luego sólo puedo atacarle con proporcionalidad, y luego no puedo ni insultarle, sino que encima tengo que amarle?
  • ¿Por qué podía darle a Dios el culto que me apetezca, que puede que le guste o que lo rechace como en el caso de Caín y Abel, luego tengo que darle culto de una forma, más tarde de otra…?
  • ¿Por qué no podía comer cerdo y más tarde sí?
  • ¿Por qué los religiosos (Sacerdotes, Sumos Sacerdotes…) eran asalariados de los diezmos y ahora no pueden serlo?
  • ¿…?

Todo tiene una esplicación, y a menudo, extremadamente sencilla.

Sigue leyendo «El Culto Divino»

El Templo VIII – ¿Donde está Dios?

Pablo, de pie, en medio del Areópago, dijo:
«Atenienses, veo que ustedes son, desde todo punto de vista, los más religiosos de todos los hombres.
En efecto, mientras me paseaba mirando los monumentos sagrados que ustedes tienen, encontré, entre otras cosas,
un altar con esta inscripción:
«Al dios desconocido».

Ahora, yo vengo a anunciarles eso que ustedes adoran sin conocer.

(Hech.17.22-23)

Sigue leyendo «El Templo VIII – ¿Donde está Dios?»

El Templo VII – El Cuerpo, Templo Del Espíritu Santo

Jesús les respondió: «Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar».

(Jn.2.19)

Y vean que acusación más bonita:

«Nosotros lo hemos oído decir: «Yo destruiré este Templo hecho por la mano del hombre, y en tres días volveré a construir otro que no será hecho por la mano del hombre» ».

(Mc.14.58)

Lo decían, pero en realidad no lo entendían.

Sigue leyendo «El Templo VII – El Cuerpo, Templo Del Espíritu Santo»