La Biblia – El Nuevo Testamento

El segundo conjunto de libros de la Biblia para los Cristianos es el «Nuevo Testamento», que consta de 27 libros.

  • Cuatro relatos del «Evangelio» -palabra que significa «Buena Nueva»- de Jesucristo: Según san Mateos, Según San Marcos, Según San Lucas, y Según San Juan.
    El más antiguo probablemente sea el de San Marcos, de la cual derivan las versiones ampliadas de San Mateo y San Lucas, que son los llamados «Sinópticos».
    Por su parte, el Evangelio Según San Juan, es de contenido más teológico y dogmático, en un lenguaje más «apocalíptico».
  • Después de Los Evangelios, se encuentra el libro de «Los hechos de los Apóstoles», que originalmente formaba una sola obra con «El Evangelio según San Lucas».
  • En tercer lugar está el conjunto de «Las Cartas Paulinas» y «Las Cartas Católicas».
  • Y, el Nuevo Testamento termina con el libro del «Apocalipsis», que es una revelación profética que encaja en el estilo expresivo de San Juan.

 

La formación del Nuevo Testamento

Siguiendo el mandato de Jesucristo, los apóstoles no iban con Biblias debajo del brazo…, Ni en un carruaje para ella sóla…, ni nada similar que la imaginación pudiera inventar: El Nuevo Testamento aún no estaba escrito.
Lo que hacían es predicar el Evangelio de palabra, hasta que algunos apóstoles constataron la necesidad de escribirla, y lo hicieron algunos de ellos, cada uno en su lugar, momento y forma, y dirigido a un público distinto.

Fue el Pontífice San Dámaso I, quien se encargó de ir a las distintas ciudades, -Corinto, Galasia, Éfeso, etc-, a buscar todos los escritos candidatos, y seleccionar lo Inspirado por Dios para con ello compilar el Nuevo Testamento, y unido al Antiguo Testamento, el «Canon Bíblico».

San Dámaso I, en el Sínodo de Roma del año 382, dijo al mundo entero: Este conjunto de libros se llama «Biblia», es «Palabra De Dios», y por lo tanto infalible, y así ha de ser creído con fe divina.

San Jerónimo de Estridón tradujo la Biblia al latín, lo que nos sirvió para su correcta conservación, por ser una lengua muerta en la que no se puede introducir cambios semánticos-, pues más peligroso que el deterioro por polilla es el provocado por el enriquecimiento de las lenguas. A esta traducción se la conoce como «La Vulgata».

Este canon fue confirmado en el Concilio de Hipona en el año 393, y ratificado en el Concilio III de Cartago en el año 397, y también en el IV Concilio de Cartago, en el año 419.

5 comentarios sobre “La Biblia – El Nuevo Testamento

  1. Vaya! Qué alegría!Volvemos a vernos, Joni.¡Y yo que pensaba que te habías retirado de los interneses!Ahora me suscribo al bloggggg, que quiero leerte más… Un abrazo.

    Me gusta

  2. ¡Hombre quien te viera…!No me he retirado, sigo dando caña, lo que sí que he estado un poquito más a las cosas del mundo…Gracias por tu apoyo. Escribo para vosotros.También quisiera invitarte a seguirme en twitter y en la página del facebook…, si no es mucho pedir :)Bendiciones+ para todos los lectores, o en lenguaje de twitter, para todos mis followers… jajajaj.

    Me gusta

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.