Cuestiones Existenciales I

Las teorías basadas en el azar, son ficción: Se contradicen con la ciencia, ya que la ciencia lo que dice de la entropía es que tiende siempre al estado energético mínimo, es decir, al desorden, no a ningún orden. Además, son absolutamente mentira: Si a mí me cae encima una teja al salir de mi casa, no cae por azar. ¡Que va! Será más bien, por que -por ejemplo- estaba suelta y el aire la ha movido, y entonces ha resbalado, al tiempo que yo estaba debajo; Tampoco yo estaba debajo por azar, sino que por que iba de camino. Llamamos azar a aquellos agentes que desconocemos, capaces de provocar o modificar acción.

Las teorías basadas en el azar no dan respuestas. Ponen como ejemplo, la remota posibilidad de que una baraja de cartas tirada al aire pueda caer ordenada, por azar; Pero no dice ni de donde salen las cartas, ni quien las lanza, ni porqué las lanza, ni para qué, ni siquiera, por qué alcanzar esa secuencia y no otra. Por lo tanto generan más preguntas de las que dice responder.

El azar y el descarte por fracaso no pueden explicar nunca un diseño inteligente. Si tiro al aire unos cuantos sacos de cemento, unos cuantos cubos de agua y unos cuantos ladrillos, nunca jamás podrían formar una pared bien construida al caer, y mucho menos un conjunto de paredes que formen una habitación, ni un conjunto de habitaciones que formen una casa.

Un diseño inteligente necesita de un diseñador aún más inteligente. Un muro, una habitación, una casa, requieren de un diseño y una obra de construcción, y por lo tanto, de un diseñador, y al menos un constructor, sin descartar que ambos sean el mismo.

El Universo se corresponde con un diseño inteligente. Muchísimo más inteligente que el de una casa, ya que en él es donde se dan, entre otros, el concepto de «casa». Esta obra, la del Universo, por tanto, tiene que tener un Diseñador Inteligente. Y además, superior a él.

El Diseñador ha de ser superior a lo diseñado, al menos en inteligencia. Al diseñador del Universo y todo lo que en el habita, es a quien convenimos llamar Dios. Y es que, como somos inteligentes-, ponemos nombres a las cosas para poder referirnos a ellas, y así entendernos. Por eso usamos diccionarios, para relacionar los términos con sus significados.

El Diseñador Del Universo, ha diseñado, en la misma obra de la del Universo, diseñadores inteligentes y constructores versátiles, que lo mismo pueden hacer una pared, como una habitación, como una casa, como los utensilios de la casa, las ventanas, las puertas, la instalación de agua, la eléctrica, los electrodomésticos, etc, cada cosa con su proceso, que a su vez son diseños inteligentes. Estos tales, son los hombres.

Además, estos diseñadores son capaces también de aprender, y comprender en mayor o menor medida, mediante el estudio, lo diseñado por otros diseñadores. Y Aquí es donde ubicamos a la Ciencia.

La ciencia es un instrumento que estudia la física. La ciencia, usando el método científico, estudia la física, que es sólo una de las partes de una obra mayor, que se corresponde con un diseño inteligente.

La física es la disciplina de la materia. La física engloba todo lo relativo a la materia, todo lo que interactúa con alguna de las cuatro fuerzas fundamentales, la gravitacional, la electromagnética, la nuclear débil y la nuclear fuerte. Entre la materia encontramos las cosas materiales. Hay otras disciplinas encargadas del estudio de otras realidades, como las espirituales, las morales, las éticas, las de etología humana, aka antropología.

La materia ha sido creada por su Creador, como parte de un proyecto superior. Tal Creador, por lo tanto, es ajeno a ella, y no está incluido necesariamente en ella. Así como el arquitecto puede habitar en la casa que ha diseñado, Dios puede habitar en su obra, según su voluntad. Aunque Dios puede interactuar con la materia, también puede no hacerlo, y lo hace en tanto sea su voluntad, no lo va a hacer por que sea la nuestra. ¿Qué arquitecto está limitado por su obra?

El método científico se compone de observación sistemática, medición, experimentación, formulación, análisis y modificación de las hipótesis. Es obvio que sólo puede estudiarse con el método científico, aquello que tiene un comportamiento determinable, no libre, y cuyos varemos sean discrecionales, por que de hecho, lo que busca es describir con hipótesis, los comportamientos automáticos junto con todas sus variables, cuando no, proporcionar una mera estadística.

No todo es observable. Hay ciegos que no ven la luz ni las imágenes que ella forma, sordos que no detectan las variaciones de presión del medio en el que están sumergidos ni la información que ello transmite, faltos de comprensión, interpretación, capacidad analítica, deductiva, e incluso, identificativa, así como hay cadencias que provocan insensibilidad hacia otras realidades. Pero eso no afecta en absoluto a la realidad misma, la que uno u otro ignora, sino que la realidad es ajena a su observador.

Hace falta Fe para creer en Dios. La cadencia de fe puede provocar la falta de creencia en Dios. Pero no es menos cierto que hace falta bastante más Fe para creer en los postulados científicos. De hecho, es con-natural al hombre, antropológicamente una necesidad humana, la de buscar a Dios y tratar de adquirir conocimientos acerca de Él, muy por encima del deseo de comprender la física. Pasa que existe una misteriosa e innegable campaña pro-científica de descrédito religioso, de orden mundial.

Yo tengo fe en lo que veo, en lo que escucho, en lo que toco. Sin embargo, sé que todo ello puede ser una mera ilusión. Más aún tengo fe en lo que deduzco, sin dejar de creer en mis limitaciones, en que puedo errar. Creo en lo que me cuenta un libro sobre la teoría de la relatividad, de la cual, muchísimos postulados no puedo alcanzar a comprobar, ni otros han podido hacerlo, ni podrán por ser infalsables. Creo en lo que me cuenta un libro de historia, a pesar que reconozco que inevitablemente el historiador cuenta la historia según su parecer, y que aunque sea honesto, ha tenido que realizar un proceso de selección a su juicio, o bien al juicio no necesariamente ético, de una línea editorial.

La fe es garantía de lo que se espera; La prueba de las realidades que no se ven (Heb.11.1). Yo me pongo en las manos de un médico por que tengo fe en que él puede sanar mi enfermedad, reducir su alcance, o al menos proporcionarme bienestar, reducirme el malestar, o aliviarme. Me pongo en manos de Dios, por que creo que Él, que me ha creado, es quien mejor me entiende, y el único que puede concluir o continuar en mí su obra, o bien, moldearme para que encaje sin rozaduras en ella. Este «ponerse en manos de», no es pasivo, sino que implica actos y omisiones.

La Fe es un proceso racional y un motor de conducta muy básico. De hecho, el más importante. Positivamente, hacer deporte consecuencia una mayor preparación física; Negativamente, delinquir conlleva sanciones civiles, administrativas y penales: Si creo esto, con la fe en esto que creo, actúo según lo que espere: deporte para prepararme físicamente, evitarlo si no deseo tal preparación, delinquir si quiero ser sancionado, o no delinquir si no lo deseo. Entonces, la fe no sólo abarca el creer, sino que alcanza el actuar… Pero también el sentir, y hasta el propio ser en el sentido de la autodeterminación.

La conciliación física-literaria de la creación y el origen del hombre no es sólo posible, sino, altamente aconsejable. Las teorías como la del Big Bang, la de la evolución, no descartan la intervención divina, ni el origen divino de la materia, de las dimensiones espaciales-temporales ni del hombre. Dios se sirve de unas criaturas para formar a otras, como dice la Biblia. Por ejemplo, a la mujer, de una costilla del hombre. ¿Hace tiempo, eso de sacar al hombre del barro, resultaba ridículo, no? Hoy sabemos, que el hombre, está hecho físicamente de materia orgánica e inorgánica, digamos pues, de las mismas moléculas que, antes, desordenadas, eran barro. Pero la ignorancia es muy atrevida, y aquello sonaba muy ridículo…

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.