La Oración I

Respondiendo a Noelia


 

El momento de la Anunciación y la Consecuente Concepción, fue un motivo inmenso de Alegría, que no dejó indiferente a Nadie: Fue el momento en el que Jesús emprendió su viaje de paso por este mundo, para traer Su Salvación Universal.

Por esto es que nosotros queremos recordarlo, una y otra vez, como también queremos recordárselo constantemente a la Virgen María, a Dios mismo, y al Cielo Entero, por que sabemos que, así como en aquel momento fue una alegría inmensa, hoy día lo sigue siendo su recuerdo, y El Cielo Entero sigue brincando de alegría cada vez que se escucha tal proclamación.

No sólo queremos recordarlo, sino que queremos celebrarlo.

Debemos meditar este asunto. Es importantísimo que lo comprendamos. De no comprenderlo, corremos el peligro de pensar que así se idolatra a María, y no es cierto.

  1. Se trata de un acto de muestra de respeto, de honra, a la Madre de Jesús,
  2. De un acto de Adoración a Jesús, Dios, desde su concepción,
  3. Del recuerdo del momento en que llegó al mundo la Salvación, que es motivo de inmensa Alegría para todo el Pueblo Santo,
  4. Y de la celebración de ese recuerdo, que sin duda es causa de inmensa alegría en Todo El Cielo.

Cada pronunciación de «¡χαιρε κεχαριτωμενη ο κυριος μετα σου!», «¡Ave Mariæ Gratia Plena Dominus tecum!», ¡¡Dios Te Salve María, Llena Eres De Gracia, El Señor Está Contigo!», es una fiesta en el cielo, motivo de satisfacción para Dios y Todos los seres celestiales. ¡No te prives pues, de «Decir El AveMaría»!

Sabiendo esto, los primeros cristianos, a medida que se fueron encontrando con la dificultad de no saber leer, y su deseo de continuar con la práctica piadosa de leer los 150 salmos cada día, Comprendiendo que en la Divina Concepción había llegado el momento en que Dios recapitularía en Cristo todas las cosas, siendo que ello, -como los salmos-, habla de *toda* la Historia De La Salvación, decidieron pues, pronunciar 150 veces el Saludo Angelical, en sustitución de la lectura de los 150 salmos, a la cual no tenían acceso, formando de esta manera el Santo Rosario, que después fue ampliado con la inserción de la oración que nos enseñó Nuestro Señor Jesucristo, el «Padre Nuestro» (Mt.6.9-13), antes de cada tanda de diez oraciones del Saludo Angelical, aka «Ave María», y la meditación de quince paisajes evangélicos de la vida del Señor, aka «Misterios Del Rosario», uno por cada tanda.

Esta sí que es una forma Santa de Orar. El Pueblo De Dios, de siempre ha orado con los Salmos, leyendo y recitando oraciones…

5 comentarios sobre “La Oración I

  1. Yo solo admito que haya Rosario cuando se juntan la contemplación de los misterios y la recitación de las avemarías. El Beato Pablo VI, hablando de la contemplación, dijo que “sin esta el Rosario es un cuerpo sin alma y su rezo corre el peligro de convertirse en mecánica repetición de fórmulas y de contradecir la advertencia de Jesús: ‘Cuando oréis, no seáis charlatanes como los paganos que creen ser escuchados en virtud de su locuacidad’ (Mt 6,7). Por su naturaleza, el rezo del Rosario exige un ritmo tranquilo y un reflexivo remanso que favorezcan en quien ora la meditación de los misterios de la vida del Señor, vistos a través del Corazón de Aquella que estuvo más cerca del Señor, y que desvelen su insondable riqueza”.

    Me gusta

  2. Gracias Miguel.Pienso como usted, que es importantísima la contemplación y meditación de los Santos Misterios, ullendo del papagalleo, más aún cuando se hace por simple cumplimiento, cumplo y miento.Ciertamente la oración del Santo Rosario, ha madurado a una oración contemplativa, reflexiva.Pero eso no quita que no tenga su valor como oración invocativa, advocativa, celebrativa, y de humilde balbuceo en un intento infravalorado, aparentemente incapaz de repetir el texto de los Salmos.

    Me gusta

  3. Don/Doña Anonimo:Gracias por colavorar. Le agradezco que en lo sucesivo decidiera dirigirse a mí con más respeto.Le comento por aquí ya que no puedo comunicarme con usted por privado vía email, ya que no lo ha dejado.Su comentario no lo voy a publicar en este artículo, sino que daré cumplida respuesta en breve a su pregunta/reclamo en un nuevo artículo, obviando sus insultos.Bendiciones a todos los lectores, a los que me len con agrado y a los masoquistas que me len a pesar de que no les siente bien lo que digo.

    Me gusta

Comente con respeto por favor. Los comentarios son moderados manualmente, por lo que puede que tarden en ser aprobados. La publicación de los comentarios queda a mi discreción.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.